EN HONOR A LA SRA AUGUSTA FOSS DE HEINDEL


CENTRO DE ESTUDIOS DE LA SABIDURIA OCCIDENTAL MEXICO

EMBLEMA ROSACRUZ.

Los estudiantes alrededor del mundo estaban impacientes y urgían a Max Heindel a que comenzaran con la construcción del Templo de Curación (La Iglesia).

Se recibieron algunas donaciones y el Sr. George Wiggs, uno de nuestros miembros de Chicago, organizó un fondo entre sus amigos. Naturalmente esto hizo necesario una respuesta de la Sede Central y en el día de acción de gracias, el 19 de noviembre de 1914, celebramos un evento doble.

La Fraternidad de Los Angeles, sus miembros, presentaron en Mount Ecclesia una hermosa bandera - emblema que fue izada en la ocasión.

El segundo evento fue la preparación de la piedra fundacional para la Ecclesia e incluiremos las propias palabras usadas por Max Heindel en "Ecos" (ahora agotado) para describir el hecho:

"Era un hermoso día y a las once en punto nos reunimos todos en frente al salón comedor, listos a izar el emblema Rosacruz" y el Sr. Heindel luego dijo:

"A pesar de ser pocos en cantidad, los ojos puestos sobre este lugar esta mañana son muchos y un evento sin precedentes en estos tiempos está por comenzar.

Seiscientos años antes del comienzo de la era Cristiana comenzó una ola de avance espiritual en las costas Este del Asia; el confucionismo entonces comenzó a esparcir su luz sobre los problemas de la gente que vivía allí en aquel tiempo.

Esta fue para ellos la piedra basal para futuras adquisiciones, pues fué adaptada a su raza de entonces y luego bajo otras apariencias se extendió hacia el Oeste sobre el Hindustan y Persia hacia Galilea en donde tomó la presente apariencia de la religión Cristiana y como tal fue promulgada sobre el mundo occidental.

"Pero siempre hubo una faz oculta en las religiones, leche para los bebés y carne para los fuertes; era en todas partes la regla en general, tanto entonces como en nuestros días y los símbolos místicos que daban enseñanzas más profundas corrían también con la onda en su camino al Oeste. Hace unos seiscientos años la avanzada occidental de los misterios había comenzado en Alemania y la Orden Rosacruz comenzó a enseñar a aquellos pocos que estaban listos.

Hoy día aquella avanzada entonces establecida, ha casi cumplido su misión hasta donde le fue posible en ese lugar. Está ahora enviando un impulso aún más adelantado a las costas del Océano Pacífico; aquí sobre la frontera Oeste de nuestro continente occidental.

La Fraternidad Rosacruz se estableció como un centro esotérico preparando el camino de la Orden Rosacruz y algún día no sabemos cuándo, probablemente cuando el Sol entre en Acuario, la Hermandad misma continuará y se ubicará en algún lugar en esta vecindad.

EL FIN DEL CICLO

"Entonces éste es el último cambio en los actuales continentes y sean cuales fueren los movimientos espirituales que fueran inaugurados, tendrán su principio en otros continentes y recorrerán hacia el Oeste y al Sur de esta actual locación, por lo que nos hallamos ahora en el fin de un viejo ciclo y al inicio de uno nuevo.

Estamos prontos a izar el emblema de La Fraternidad Rosacruz que es el más elevado símbolo espiritual sobre la tierra: la hermosa rosa blanca, con sus rosas rojas, su estrella de oro y con ese color celestial. Los colores primarios en su excepcional relación significando al Padre, Hijo y Espíritu Santo flotarán sobre este lugar de aquí en más hasta que el trabajo se haya cumplido y un vehículo más elevado sea adquirido. Dios concedió que un gran anfitrión daría batalla contra la naturaleza inferior, exaltando la vida elevada, para que trajera luz y curación al mundo que esta gimiendo de dolor y sufriendo".

ECCLESIA : LA PIEDRA FUNDAMENTAL

Luego se izó la bandera y Max Heindel continuó: "Pero mientras tenemos fe que a su debido tiempo la oscuridad, el pesar y el sufrimiento cesarán, el glorioso Millennium, el Reinado de Cristo, ya anunciado en la Biblia, se tornará una realidad; la fé sin obras es muerta y nos incumbe a todos los sinceros hacedores de templos, el hacer nuestro trabajo con fin de poder materializar estos ideales, los que esperamos que se hagan realidad; por ello nos hemos reunido hoy con el objeto de ubicar la piedra fundacional, el primer bloque de cemento, para el último templo a ser erigido sobre el continente habitado por el hombre; corrijo, digo el último templo material, pues es necesario según nuestra presente condición el disponer de una construcción de concreto antes de que podamos construir el templo verdadero de corazones humanos, de que hemos hablado tanto.

"Algún día, como se mencionó anteriormente, en un futuro, probablemente cuando el Sol haya entrado en Acuario, la Orden de la Rosa Cruz seguirá.

También construirán un templo aquí, un templo de una potencia superior aún, imposible de lograr nosotros; y en él, el trabajo ahora llevado a cabo en el Templo de la Rosa Cruz ubicado en Alemania continuará, quizás dicho Templo se traslade: quién escribe no está del todo seguro, aunque dicha estructura es por completa etérica.

Nosotros los que somos siquiera incapaces de ver la iglesia como pueden los que poseen visión espiritual, por supuesto, obligados primero a construir estructuras físicas como marco a un verdadero edificio espiritual, el que luego se transforma en una fuerza espiritual.

Hasta ahora la estructura de concreto es el trabajo espiritual que se hace a mano.

Si hemos entendido las líneas de fuerza Cósmica, entonces hemos sido capaces de ver como son los Hermanos Mayores y no tendremos la necesidad de erigir una estructura de concreto, de esperar por largo tiempo a que los materiales se coloquen en sus respectivos lugares y podremos comenzar el trabajo sin más demora; seremos una fuerza de bien para el mundo, apresurando la liberación de Cristo:

Ahora, sin embargo, mientras no lo seamos, debemos hacer lo mejor que podamos, eso es, el hacer una estructura material, siguiendo y obedeciendo a líneas y principios cósmicos, para que cada uno de los que atraviesan sus portales se sientan inspirados y a la vez debemos auxiliar a todos a construir el Templo invisible viviente, el que es la verdadera Iglesia.

"Esta mañana nos hemos reunido con objeto de constituir la piedra fundacional, la piedra con las inscripciones y la literatura tal como al presente las tenemos en La Fraternidad Rosacruz; darán a las futuras generaciones el motivo de la construcción de esta estructura y el por qué perduró.

Dios conceda que esta primera piedra sea rápidamente seguida de otras y de que pronto comencemos el trabajo estando listos a establecer la verdadera Sede Central sobre Mount Ecclesia.

"La Biblia nos cuenta de la visita de los hombre sabios al nacimiento de nuestro Salvador y la leyenda completa la historia contándonos que Gaspar, Melchor y Baltasar, los tres nombres de estos sabios, pertenecían a las tres razas de la tierra. Es muy peculiar, que digamos al fin, que en esta ocasión particular hay también presentes representantes de las razas lemúricas, atlánticas y arias.

Para la gente de mente abierta la presencia de los representantes de las diferentes razas en el nacimiento de Cristo, debió ciertamente haber significado el hecho de qué la religión que El vino a establecer debía ser universal.

Como entonces, los presentes inesperados y hasta este momento, la inadvertida presencia de las tres grandes razas en Mount Ecclesia, parece ser un augurio que este gran movimiento será un gran vehículo universal de gozosas noticias, de un más profundo entendimiento y de un verdadero sentimiento de fraternidad para todos aquellos que vivan sobre la Tierra".


LA TRANSICION DE MAX HEINDEL

Max Heindel y quién escribe, entonces dejaron Mount Ecclesia el miércoles 1 de enero de 1.919 y fueron a Los Angeles con fin de publicar un aviso para contratar un impresor. Encontramos a un hombre y su esposa, el hombre tenía experiencia en imprenta y mecanografía y su esposa cierto conocimiento sobre encuadernación de libros.

Regresamos el viernes, cargados de vegetales y otras cosas necesarias en una institución de acelerado crecimiento ubicada distante de cualquier ciudad; partimos a las cinco A.M. para así contar con el tiempo necesario para detenernos en el mercado donde cargaríamos el gran vehículo con vegetales; llegamos por la tarde cansados y hambrientos.

En ese entonces estábamos bendecidos por un hombre y su esposa quiénes en la cocina estaban dispuestos a realizar el lavado de vajilla y cocción de alimentos.

El sábado 4 de enero en la tarde, realizamos nuestra atrasada celebración de Año Nuevo.

Algunos de nuestros amigos de ciudades vecinas se hallaban presentes para celebrar y la biblioteca estaba llena de rostros felices.

Esa tarde Max Heindel era el más feliz de todos, cantó varias canciones en su voz musical profunda, una canción a la que le tenía mucha simpatía "Ben Bolt".

Durante el domingo y lunes, lo más pensativo y silencioso, trabajando mucho y ordenando los papeles de su escritorio deseaba que su compañera permaneciera con él en su oficina.

Varias veces durante el último día de su vida (6 de Enero de 1.919), solicitó a quién escribe que se sentara con él y le hablara y cuando ésta le dijo que interferiría con su trabajo él le contestó: "pero yo amo que permanezcas conmigo y que me acompañes".

Unos minutos después de las cuatro P.M. él entró a su oficina con

una carta dirigida a la oficina de correo en la que solicitaba un sistema de envío diario hacia Mount Ecclesia.

El permanentemente solicitaba y pedía la opinión a su compañera en cualquier tema que tratara.

Mientras la Sra. Heindel leía esta carta se sentó junto a él con sus manos en el borde del escritorio.

De repente él se resbaló y calló al piso a su lado, fue una caída un tanto extraña, parecía como si manos invisibles hubieran agarrado y amortiguado la caída y mientras estando él a su lado, sus últimas palabras fueron:

"Estoy muy bien querida".

Entonces perdió la consciencia y se lo trasladó a una habitación que lindaba con las oficinas.

Los trabajadores llevaron a cabo una reunión de curación en honor a él en la Pro-Ecclesia (Capilla).

Quién escribe permaneció con él y cerca de las veinte horas, él abrió sus ojos y le sonrió y partió de éste, su hogar terrestre a uno del mundo de Dios.

La parte más extraña de esta partida fue que su vehículo físico se mantuvo en perfecta apariencia, aún sin hielo se mantuvo en su posición y obviamente sin líquido de embalsamar por tres días y medio y permaneció tan natural que algunos amigos pensaron o temieron que no estuviera muerto, pues su rostro aún retenía el color que él tenía en vida.

Quién escribe había decidido que a menos que hubiera un cambio, una vez que su cuerpo hubiera llegado al crematorio en San Diego, lo mantendrían en la bóveda por varios días, pero esto no fue necesario pues mientras se llevaba a cabo la ceremonia en la capilla Max Heindel se le apareció a la escritora y le aseguró que estaba todo bien.

Su cuerpo entonces fue cremado y las cenizas se depositaron alrededor del árbol de rosas al pie del Emblema Rosacruz.

Augusta Foss-Heindel

Memorias de Max Heindel y la Fraternidad Rosacruz


En Amoroso Servicio

El Centro de Estudios de la Sabiduría Occidental Mexico