3 MANDAMIENTOS

(Recomendaciones dadas por Max Heindel)


CENTRO DE ESTUDIOS

DE LA

SABIDURIA OCCIDENTAL MEXICO

La Biblia le acompañará al hombre a las mismas puertas de la Nueva Era, en donde descubrirá que aquellas páginas revelan un concepto enteramente nuevo de los misterios de la vida espiritual, ya que este maravilloso libro es el verdadero Libro de la Vida sobre el cual se basarán las ciencias del alma de la Nueva Era Acuariana.

El contenido interno del Evangelio, saca a la luz los pasos sucesivos a seguir en el camino que conduce a la Iniciación.

Son en número de doce y están presentados en los principales eventos registrados en la vida de Cristo Jesús.

Comienzan con la Inmaculada Concepción, la Resurrección y la Ascensión.

La vida de Cristo, tal como está bosquejada en los Evangelios, corresponde al modelo cósmico de absolutamente todos los procesos relacionados con la evolución espiritual.

En los Evangelios de Mateo y de Lucas se describen los primeros pasos en el sendero.

Los pasos más avanzados se registran en los evangelios de Marcos y de Juan.

Como se ha observado previamente, Marcos inicia su relato de la vida de Jesús, con el bautismo de Juan el Precursor y como ya indicado, San Juan, el más avanzado de todos los discípulos, comienza su relato del Maestro, con una descripción del milagro ocurrido en Canaan.

Las doce “Chispas” que encarnaron en los doce Discípulos se refieren a los poderes cósmicos emanados del zodíaco; pero también apuntan a las doce grandes religiones del mundo y sus Maestros fundadores que son igualmente Salvadores.

Así, según los Evangelios y el material correspondiente de documentos esotéricos tales como la Pistis Sophia, Cristo envió a la Tierra a los Salvadores o a los Fundadores de las doce religiones, que le rodeaban como los signos zodiacales rodean al sol.

Los Estudiantes de la Biblia a menudo pasan por alto el ver en el pasaje citado de la Pistis Sophia la verdad esotérica, es decir que todos los grandes Salvadores del mundo fueron precursores de Cristo.

Ellos vinieron antes para preparar Su Camino y entonces cuando iba a encarnar en el Maestro de Nazareth, renacieron para constituirse en Sus ayudantes personales inmediatos y emisarios para todo el mundo.

“Por tanto,

si alguno está en Cristo,

es criatura nueva;

acabose lo que era viejo,

y todo viene a ser nuevo”.

II Corintios 5:17


En Amoroso Servicio

El Centro de Estudios de la Sabiduría Occidental Mexico

LOS 10 MANDAMIENTOS LA COLUMNA MASCULINA

(Antigua Dispensación)

Primer Mandamiento
Amarás a Dios sobre todas las cosas.

Segundo Mandamiento
No tomarás el nombre de Dios en vano.

Tercer Mandamiento
Santificarás las fiestas.

Cuarto Mandamiento
Honrarás a tu padre y a tu madre.

Quinto Mandamiento
No matarás.

Sexto Mandamiento
No cometerás actos impuros.

Séptimo Mandamiento
No robarás.

Octavo Mandamiento
No darás falso testimonio ni mentirás.

Noveno Mandamiento
No consentirás pensamientos ni deseos impuros.

Décimo Mandamiento
No codiciarás los bienes ajenos.

“El fin de la Ley es Cristo”, enseña san Pablo en su carta a los Romanos 10,4, y a los gálatas les dice:

“La Ley nos sirvió de guía para llevarnos a Cristo” (Gal. 3, 24).

EL SERMON DE LA MONTAÑA LA COLUMNA FEMENINA

(Nueva Dispensación)

BIENAVENTURANZAS

Al ver Cristo-Jesús a las multitudes, subió al monte; se sentó y se le acercaron sus discípulos; y abriendo su boca les enseñaba diciendo:

1-.Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos.

2-. Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.

3-. Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la tierra.

4-. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.

5-. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.

6-. Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.

7-. Bienaventurados los pacíficos, porque ellos serán llamados hijos de Dios.

8-. Bienaventurados los que padecen persecución por la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos.

9-. Bienaventurados seréis cuando os injurien, os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa.

Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en el Cielo: de la misma manera persiguieron a los profetas que os precedieron.

SEMBRAR TESOROS EN EL CIELO



1.­

CRISTO-JESUS SERA SU IDEAL.


2.­

Recordando la admonición de Cristo: “El que quiera ser el primero, que sea el último y el servidor de todos”, se esforzará diariamente por servir a sus semejantes con amor, modestia y humildad, en cualquier oportunidad que se le presente.


3.­

Teniendo fe inquebrantable en la Sabiduría y Bondad de Dios, trabajará de acuerdo con la evolución, procurando hablar, hacer y ver solamente lo bueno en su diaria relación con los demás.


4.­

Siendo la verdad, la honradez y la justicia cualidades fundamentales de la divinidad interna, se esforzará por expresarlas en todos sus pensamientos, palabras y obras.


5.­

Sabiendo que sus circunstancias actuales son el resultado de sus acciones pasadas y que puede mejorar su destino futuro por medio de sus actos presentes, no envidiará a otros, sino que se esforzará por ejercitar su divina prerrogativa del libre albedrío, sembrando buenas semillas para el mañana.


6.­

Considerando que el silencio es uno de los medios más efectivos para el crecimiento del alma, buscará siempre un medio ambiente de paz, equilibrio y tranquilidad.


7.­

Siendo la confianza en sí mismo una virtud cardinal para el aspirante espiritual, hará lo posible por ejercitarla, tanto en sus pensamientos como en sus actos.


8.­

Conociendo que el Interno es el único tribunal real de la verdad, se esforzará por establecerlo, sometiéndole todos sus asuntos para su final decisión.


9.­

Dedicará cierto tiempo cada día a meditar y orar, procurando elevarse en alas del amor y la aspiración, hasta el mismo Trono de Dios.


10.­

Sabiendo que el fracaso consiste sólo en dejar de intentar, ante cualquier obstáculo, continuará paciente y persistentemente tratando de alcanzar los elevados ideales transmitidos por Cristo.

En Amoroso Servicio

El Centro de Estudios de la

Sabiduría Occidental Mexico

Rafael Iñiguez Herrera