EL CUADRO DEL

AUXILIAR INVISIBLE

EN MOUNT ECCLESIA

CENTRO DE ESTUDIOS DE LA SABIDURIA OCCIDENTAL MEXICO

Esta pintura fue inspirada, diseñada y pintada por una colaboradora de la Sede Mundial, en el año 1936: Mary Hanscom.


El rostro del Auxiliar Invisible (The Invisible Helper) fue el resultado de una experiencia de la mencionada colaboradora cuando tenía nueve años (nueve, el número de la humanidad).


Sus manos, extendidas y abiertas, son el símbolo inconfundible del servicio amoroso y desinteresado a los demás (Servicio Ritual del Templo Rosacruz).


La Luna Nueva (astrológicamente una conjunción del Sol / Luna) significa el momento en que el aspirante Rosacruz puede avanzar mejor para convertirse en un Auxiliar Invisible (sugerimos consultar el libro Iniciación Antigua y Moderna de Max Heindel).


Las aves representan tu capacidad para moverte por el planeta Tierra.


Los niños son indicios de egos; por lo tanto, simboliza la Ley del Renacimiento.


La Rosa Blanca, situada en el corazón, ilustra lo que se nos dice en el Ritual Rosacruz del Servicio de Sanación:


La Rosa Blanca pura es el símbolo del corazón del Auxiliar Invisible” .


Todo lo que es esencial para el desarrollo del ser humano es traído al mundo en diferentes formas por los llamados Guías de la Humanidad.


La Rosa Blanca es un hermoso ejemplo de esto.


En breves citas, en obras de arte, en música (el trovador fue un gran ejemplo), en estribillos que se popularizan, en ecuaciones complejas o en textos clásicos y eruditos, la rosa blanca siempre ha sido "cantada".


Sea como fuere, surgiendo intuitivamente del alma de las personas o en presentaciones elaboradas intelectualmente (para atender a quienes lo necesitan) existen innumerables variantes de la misma información que la Humanidad recibe continuamente para que pueda expandir cada vez más su conciencia.


Las formas cambian con el tiempo y el lugar. La idea permanece .


En la Rosa Blanca, una pequeña Luz irradia desde el centro de sus pétalos.


Este verdadero y revelador fenómeno solo es observado por unos pocos.


Simbólicamente, esta luz es para el aspirante a una vida superior el fruto del virtuoso logro de la pureza. Este fuego fue encendido por la chispa consagrada en los principios Crísticos.


Es el mérito ganado a través de la dura lucha del Aspirante por la Regeneración de sus vehículos.


La retrospección es una valiosa herramienta en el trabajo de evaluar la vida diaria, rescata de antemano dos estados de conciencia: el purgatorio que nos libera de los errores cometidos, y el Primer Cielo que ensalza las buenas obras. Nos transformamos así en un hombre nuevo, virtuoso, más puro y consciente para actuar correctamente. Diariamente rectificamos nuestro camino para encontrarnos con Dios. El aspirante refina, a través de la retrospección, la savia que alimenta el Fuego de la Rosa, alquimizando sus extractos en el elixir de vida más puro que nunca se consume y mantiene viva la Luz en la cima de la rosa.

Al principio, el aspirante se despertó y fue consciente de la Pureza de la Rosa Blanca.


Subió al Altar de los Sacrificios, perseveró y condimentó el Salón Oriental del Templo a través del Servicio amoroso y desinteresado.


Creció espiritualmente en el temperamento de la Espada de Cristo que nunca duele ni se usa para su propio beneficio.


Y así conquistó la Luz de la Rosa Blanca.


El Sanctum Sanctorum se abre con la contraseña, "Luz Interior" y el Aspirante, basado en

Cristo, puede finalmente entrar en la Sala Occidental del Templo.


En el Sanctum Sactorum el trabajo continúa en esferas superiores de servicio y sacrificios de sus Dones en beneficio de los demás.


Para los Períodos, Épocas y Eras venideras, uno a uno los mil pétalos alcanzarán la plenitud de brillo, iluminando aún más el interior del Aspirante, ahora Sumo Sacerdote, hasta transformarlo en un Sol diminuto. Un Sol que es una Rosa Blanca resplandeciente quien vengó en los Campos del Universo de DIOS.

"Tu aura es el resultado del servicio amoroso y desinteresado a los demás".