MES SOLAR

DE

ACUARIO

CENTRO DE ESTUDIOS DE LA SABIDURIA OCCIDENTAL MEXICO

MES SOLAR

ACUARIO

Puede oír el himno del signo de Acuario interpretado por Violetta Kundert Ranevsky del libro "Songs of Light" de la "Rosicrucian Fellowship".

Himno de Acuario

MEDITACIÓN PARA EL MES SOLAR DE ACUARIO

El sol en su tránsito anual por el Zodiaco trae a nosotros cada mes las radiaciones de una de las Jerarquías Creadoras, quienes nos ayudan a desarrollar las fuerzas de la Chispa Divina de nuestra alma. Si nos esforzamos concientemente a responder a las notas claves que emiten estas jerarquías, quienes son los grandes Ministros de Dios, esto nos llevará con más rapidez hacia el logro de la salud, gozo, poder y entendimiento. Las lecciones que se nos dan en éste mes son:

ALTRUISMO: El espíritu de servir al prójimo.

COOPERACIÓN: El trabajar en armonía con otros.

AMISTAD: El sentir cariño en el corazón para con todo ser que vive, reteniendo firme en la mente nuestras responsabilidades individuales.

Cuando el Sol pasa por Acuario, la gloria de Cristo ya está saliendo de la Tierra, en preparación para su Liberación en Pascua.

En ese momento la Fuerza de Cristo concentra sus actividades en la Región Etérica del Mundo Físico .

Derrama Su amor y bendiciones sobre los Ángeles y sobre todos los que viven y sirven en estos reinos.

"Si andamos en la luz, como Él está en la Luz, tenemos comunicación los unos con los otros” I Juan 1:7

The Rosicrucian Fellowship

Departamento Curativo


MEDITACIÓN ESPIRITUAL ACUARIO

(Del libro "Interpretación de la Biblia para la Nueva Era" de Corinne Heline)


El símbolo pictórico de Acuario es el Portador de Agua, un hombre que vierte el agua de la vida de un recipiente y la vierte sobre la tierra para vigorizarla y renovarla.

Acuario gobierna los albores de la Nueva Era.

El Sol, por precesión, ya ha tocado el aura de su influencia electrizante y, como resultado, la vida humana, en todos sus aspectos, está experimentando una tremenda aceleración.

A través de su regente planetario, Urano, Acuario gobierna las fuerzas más sutiles de la Naturaleza.

Por lo tanto, bajo su inspiración, el mundo material ha sido transformado por fuerzas extraídas de fuentes de luz y poder como las que se encuentran en la electricidad y las fuerzas del átomo ahora liberadas.

De manera similar, los procesos que aceleran y despiertan los poderes latentes de la mente y el alma del hombre se activan a medida que se le devuelven las enseñanzas de la Iniciación.

El Portador de Agua es una figura andrógina en la que los principios masculinos y femeninos se combinan por igual.

El resultado psicológico de este estado de equilibrio es una relación perfectamente equilibrada entre los sistemas nerviosos simpático y cerebroespinal.

En la terminología de iniciación, este desarrollo se conoce como el matrimonio místico. Una versión bíblica del proceso involucrado es el milagro de Canaán, cuando Cristo convierte el agua en vino.

Saint Germain da una concepción simbólica de esta fase de Iniciación y representa un mar tormentoso en el que brillan ocho estrellas relucientes.

Una figura femenina desnuda está parada con un pie en la tierra y el otro en el mar. Sostiene dos conchas en tus manos; de una brota la bondad y de la otra la caridad, cualidades que promueven la amistad y la fraternidad. sobre tu cabeza, se encuentra una estrella de ocho puntas, formando una pirámide en su centro; una parte es blanca y la otra negra, simbolizando los dos aspectos de la ley oculta.

Junto a la mujer, hay una planta con tres capullos en flor, y una mariposa con las alas extendidas se cierne sobre ella.

El símbolo, en general, indica una vida más rica y los poderes expandidos que Acuario otorgará a la humanidad.

Es bajo este signo que el hombre avanza hacia el estado de superhombre y, a través de este poder, el reino humano producirá un quinto reino, el reino de las almas. indica una vida más rica y los poderes expandidos que Acuario otorgará a la humanidad.

Es bajo este signo que el hombre avanza hacia el estado de superhombre y, a través de este poder, el reino humano producirá un quinto reino, el reino de las almas. indica una vida más rica y los poderes expandidos que Acuario otorgará a la humanidad.

Es bajo este signo que el hombre avanza hacia el estado de superhombre y, a través de este poder, el reino humano producirá un quinto reino, el reino de las almas.

El símbolo del tarot es similar en algunos aspectos al de Saint Germain. Representa la figura de una mujer arrodillada que lleva una urna en cada mano.

De uno de ellos se vierte un líquido al mar; por el otro, en la tierra. Justo detrás de ella aparece el reino glorioso descrito por San Juan como el cielo nuevo y la tierra nueva.

Sobre su cabeza está la luz brillante de una estrella de ocho puntas. Debajo de la figura está la inscripción: "Quien quiera entrar aquí tendrá que morir a su yo inferior".

Y así continúa afirmando que, a través de la contemplación (un grado más profundo de meditación), los ojos del alma se desviarán del reino externo de las apariencias al reino interno de la realidad.

La interpretación oculta del líquido que se vierte sobre la tierra y el mar es la lluvia abundante del éter de Cristo, porque el Cristo se acerca a la Tierra y los éteres espirituales se vuelven más densos, con efectos más potentes.

Su efusión está facilitando que el hombre despierte en su interior sus propios poderes crísticos, que puede usar para ayudar a otros. Y también para apresurar el regreso del Señor.

San Pablo se refirió al trabajo natural de la ley espiritual cuando dijo que hay leche para los bebés y carne para el hombre fuerte.

Toda gran religión universal tiene dos fases de enseñanza: verdades esotéricas profundas dadas solo a los pocos que están listos para recibirlas, y una versión simplificada de estas verdades para las masas.

A medida que el equinoccio de marzo se mueve hacia atrás a través de cada signo del zodíaco, la religión dada a la gente en general está en armonía con el signo actual. Las verdades esotéricas más profundas se encuentran bajo el signo opuesto, el del Equinoccio de Septiembre.

Por ejemplo, la religión de Acuario para las masas se centrará en la Paternidad de Dios y la Hermandad del Hombre.

Las enseñanzas esotéricas reservadas a unos pocos estarán centradas en el signo opuesto, Leo, cuya nota clave se describe bíblicamente en las palabras de San Pablo:

“El amor es el cumplimiento de la Ley”.

Bajo Leo, el corazón iluminado o sagrado se convertirá en la luz central del cuerpo y el poder del amor será el principal factor motivador de la vida.

Compartir en lugar de codicia será el principal objetivo del mundo empresarial, y luego la cooperación tomará el lugar de la competencia actual.

La tolerancia superará el fanatismo y la rehabilitación sustituirá a la pena capital. Cada individuo antepondrá el bien de los demás al suyo, y el ideal supremo en la vida será servirse unos a otros con amor.

La nota clave bíblica de la nueva civilización de Acuario se encuentra en las palabras del mismo Cristo:

“Ustedes son mis amigos”.

Acuario es la undécima casa, signo de amistad, camaradería y hermandad.

La Era de Acuario por venir reemplazará el énfasis en el desarrollo espiritual del individuo al grupo. Esto ya es evidente en la creciente atención que las instituciones educativas prestan a la formación de estudiantes para el trabajo social.

En las escuelas ocultas, se evidencia una tendencia similar. La conocida declaración de Cristo, "Donde dos o tres personas se reúnen en mi nombre, allí estoy yo entre ellos", adquiere un significado más profundo a la luz del desarrollo de Acuario.

Acuario tiene dos regentes: Saturno y Urano.

El primero gobierna lo viejo y pertenece al pasado. Urano gobierna todo lo que es nuevo y pertenece al futuro.

Los antiguos retrataron a Acuario como un árbol de la vida con dos ramas: una rama que termina en una figura indicativa de la vejez y que representa el producto de Saturno, y la otra rama termina en la figura de un hermoso joven que lleva en sus manos el Santo Grial. , símbolo del logro bajo la influencia transformadora de Urano.

Las fuerzas de los dos éteres superiores se están volviendo mucho más potentes en su influencia sobre la humanidad.

El Éter de Vida ayuda en el desarrollo de la percepción extrasensorial mientras que el Éter Reflexivo despierta una fuerza latente en el discípulo en preparación para la Iniciación.

No está lejano el tiempo en que la palabra Iniciación será bien conocida y la obra de Iniciación recuperará su lugar de supremo logro en la vida espiritual.

Prueba de esta tendencia se puede ver en el hecho de que, en innumerables iglesias ortodoxas, se han formado grupos de personas para estudiar y desarrollar sus facultades espirituales latentes en el hombre que hasta ahora habían sido vistas como pertenecientes exclusivamente al ámbito de la metafísica y, por tanto, bastante lejos del ámbito de la religión tal como se la entiende hoy.


El Sendero de Santidad a través de Acuario

La constelación de Acuario es el hogar de la oleada de vida angélica.

Los ángeles, cuando trabajan en la Tierra, usan los planos etéricos del Planeta como campo más apropiado. Los cuerpos de los ángeles están formados de éteres, y por eso sólo son visibles para los que han desarrollado la visión etérica.

Muchos niños la poseen y, por eso, tienen conocimiento, de primera mano, de los seres angélicos. Y, del mismo modo, están familiarizados con los Espíritus de la Naturaleza que, como los ángeles, funcionan en cuerpos etéricos.

Los ángeles son expertos en trabajar la sustancia etérica.

Construyen muchos y muy variados modelos de flores bellísimas en el azul y el dorado de los éteres superiores; y los Espíritus de la Naturaleza, luego, los trasladan a la Tierra, formando las flores, que enriquecen el reino vegetal a lo largo y a lo ancho del mundo.

Cuando el sol está transitando por Acuario, el Señor Cristo, en Su pasaje anual por la Tierra, centra Sus actividades en el mundo etérico.

Derrama Su amor y Sus bendiciones, tanto sobre los ángeles como sobre las almas de los desencarnados de la humanidad terrestre que están viviendo y trabajando en esos planos. Son éstos también el hogar de los niños, los egos de los que han muerto en la infancia, y en ellos se les instruye y acompaña por los ángeles.

En los planos etéricos se encuentran Templos de Iniciación que existieron antiguamente en este Planeta, pero que se perdieron para él cuando se descendió a la materialidad.

Se han hecho frecuentes referencias al Templo Crístico, situado en el mundo etérico, exactamente sobre Jerusalén.

Los ángeles están íntimamente asociados a los Templos de Iniciación.

Pueden entrar libremente en tales santuarios y son felices de servir en esos sagrados recintos.

Se dice que un ángel guardián se cierne sobre la silla de cada caballero que se sienta a la mesa Redonda en el templo del Rey Arturo.

En las leyendas sobre el Santo Grial, se contienen profundas verdades espirituales, porque el trabajo de los templos del Santo Grial es parte del trabajo del Templo de los Misterios Crísticos.

La profunda significación de esas leyendas ha sido velada por poetas y artistas, que las relatan de la forma y con las costumbres de la primera vez que aparecieron. Las leyendas del Grial se centran en la Copa Sagrada.

Los más profundos misterios de la cristiandad esotérica se centran en el Grial. Las más profundas enseñanzas de Cristo, las impartió durante la última Cena, cuando reveló a Sus discípulos Misterios relacionados con el Rito de la Sagrada Comunión.

Como se dijo en "El sendero de santidad a través de Capricornio", a los discípulos se les enseña a convertirse en Auxiliares Invisibles, para ayudar a los que viven en el mundo físico.

Cuando el Sendero de Santidad pasa a Acuario, el trabajo del discípulo se amplía: Entonces aprende a auxiliar bajo la guía de los ángeles, y a trabajar con seres que habitan en los planos etéricos o celestiales.

Un discípulo calificado, que ha aprendido a seguir a Cristo a lo largo del "Sendero de Santidad a través de Acuario", es capaz, en tal estadio de desarrollo, de entrar conscientemente en los planos etéricos.

Allí puede observar los variadísimos y hermosos servicios rendidos por los ángeles en beneficio de la Humanidad y de todas las formas de vida existentes en el Planeta.

Así pues, el discípulo se encuentra en un mundo encantado, un mundo tenue en el que tienen su origen las noticias sobre las hadas; porque el mundo de los éteres superiores es, verdaderamente, un mundo de hadas. De las actividades observadas en esos planos es de donde muchos buscadores iluminados y místicos han tejido sus más hermosos escritos, relativos a las verdades espirituales. Un encantador ejemplo de ello lo constituye El Pájaro Azul, de Maeterlinck.

Durante el mes en que el sol transita por Acuario, los éteres superiores se hacen más dorados y luminosos, porque la fuerza de Cristo está siendo dirigida sobre la superficie de la Tierra para preparar Su triunfante liberación pascual.


Parábola bíblica para Acuario

El Buen Samaritano (Lucas 10:25-37)


Acuario, el signo de la fraternidad, la hermandad y la cooperación, se correlaciona con la parábola bíblica del Buen Samaritano.

Hubo un hombre que, por motivos comerciales, iba, desde su casa en Jerusalén, a Jericó. En su camello transportaba muchas joyas preciosas y mucho oro.

En el camino fue asaltado por ladrones, que le robaron todos sus bienes, incluso el camello. Tras haber sido brutalmente golpeado, fue abandonado en el camino para que muriese.

Mientras yacía allí, clamando ayuda, acertó a llegar un sacerdote, pero pasó de largo por el otro lado del camino.

Luego pasó un levita que, aunque lo vio, hizo oídos sordos a las peticiones de ayuda. Por fin, llegó un samaritano.

En los días de Cristo, los samaritanos eran considerados como totalmente indignos y mirados como materialistas que no creían en Dios.

A los niños judíos no se les permitía jugar con los de los samaritanos o asistir a las mismas escuelas. La situación era similar a la del actual problema racial.

Pero el samaritano se detuvo, lavó las heridas del hombre con vino y bálsamo, y las vendó. Después lo subió sobre su cabalgadura y, caminando él mismo a pie, lo trasladó al próximo poblado. Allí buscó un médico y le dio dos monedas diciéndole:

"Cuídalo y, cualquier cosa que exceda de esto, cuando yo regrese, te la abonaré".

Cristo concluyó su parábola diciendo: "¿Cuál de los tres pensáis que era el prójimo del que cayó en manos de los ladrones?. "El que le hizo bien" - fue la respuesta. A ello el Señor respondió: "Id y haced lo mismo".

Quizás en ningún sitio existe una interpretación más hermosa de la amistad que la dada en la Parábola del Buen Samaritano.

Emerson escribió que, quien tiene amigos, ha de serlo él también. La verdadera evaluación de la riqueza no se basa en las cosas, sino en la amistad.

El amigo más rico es el que mayor número tiene de amigos fieles y leales.

Al fin de un peregrinaje terreno, las posesiones más raras y preciosas serán las que se basen en la amistad.