EL PODER CURATIVO Y LA LUZ INTERIOR

FRATERNIDAD ROSACRUZ DE MEXICO



CENTRO DE ESTUDIOS DE LA

SABIDURIA OCCIDENTAL MEXICO

EL PODER CURATIVO Y LA LUZ INTERIOR

Podemos ayudar a las personas para recordarles y hacerles sentir que la Luz Interior es la medicina más poderosa que tenemos a nuestra disposición.

Estaremos ayudando a aquellos que son adictos y saturados remedios para curar males reales e imaginarios, así como los que usan sólo remedios como suplementos nutricionales y tónicos a la primera señal de cualquier debilidad física, que aunque pudieran ser buenos, requieren algo mas que eso en este proceso de recuperación.

La Luz Interior es la esencia de la naturaleza divina que es nuestra herencia, gracias al hecho de que somos chispas divinas emanadas y diferenciadas del Dios Solar, el que pretende hacernos perfectos, como lo es EL, siendo el primer requisito conocer como hemos de estar constituidos con un triple Espíritu, por medio de la mente gobierna un cuerpo triple, el cual emana de sí mismo para obtener experiencia.

Este triple cuerpo es trasmutado por el Espíritu en una triple Alma de la cual se nutre a sí mismo desde la impotencia a la omnipotencia.

Cada uno de nosotros tiene y tenemos que hacer que brille cada vez más a medida que evolucionamos.

Cuanto más cerca estamos de nuestro objetivo, más luz brillará.

Así llegan algunas reflexiones que debemos observar y preguntarnos con el mas alto sentido de honestidad:

¿Pero cual es o deberá ser ese objetivo o ideal?, ¿esta este bien definido? ¿hay curiosidad o es verdad el camino que iniciamos?

¿Consideramos los dones divinos y el Templo viviente Divino que tenemos, como Instrumento para manifestarse?

¿Cual es el camino para encontrar el conocimiento de la verdad, alinearnos con la voluntad y cooperar con Dios?

Cuanto más brillante es más cerca esta perfección, y por ello que estemos más cerca de perfecto estado de salud.

La salud perfecta depende del grado de obediencia a las leyes naturales o divinas que se vayan implementando en nuestras vidas paso a paso y la Luz Interior brillará acuerdo con este grado de obediencia, para lo cual en primera instancia hemos de capacitarnos a comprender mediante el estudio y posteriormente aprender a vivirlo, sentirlo amorosamente en si y para el medio que nos rodea.

La ley natural más sublime es la Ley del Amor y la mayor oportunidad que tengamos de comprender las verdades espirituales sera en base a la Pureza, el cual es el ideal de Occidente.

Si el corazón se mantiene guiado a la chispa del Espíritu, brillará en tu cabeza como la luz de una nueva conciencia, como la luz del nuevo sol que sale en el firmamento del entendimiento.

Utiliza a la luz de este nuevo entendimiento, ¡Hazla brillar! ¡Haz que crezca! Esta luz disipa las sombras de tu conciencia y calme la mente.

Nuestro Servicio Devocional nos dice cada domingo "Dios es Amor y el que vive en Amor vive en Dios y Dios en El.

Si obedecemos esta ley, implícitamente, disfrutaremos de una salud perfecta.

Pero recordemos también otro párrafo a tomarle suma importancia:

"Si nos amamos unos a otros, (póngase atención no dice por quien simpatizo o me cae bien) Dios esta en Nosotros y su Amor es perfecto en nosotros".

El amor viene del corazon y es mucho mas que una emoción, es una energía inteligente que nos puede proporcionar mas vitalidad y una vibración mas alta para así seguir adelante en este tiempo en el que nos manifestamos en este campo de accion de la materia.

El amor en si mismo debe ir unido a la confianza en si, unido al Yo Superior, de nuestro Ser Divino, un amor que es infinito e incondicional.

Todo esto puede sonar simple o difícil, pero aspirante espiritual sabe lo difícil que es dar todas nuestras energías, todo nuestro empeño, toda nuestra enjundia a la personificación de la ley dada a nosotros por Cristo-Jesus, "Amaras al prójimo como a ti mismo"

Mateo 22, 39

La causa de la Creación de todos los seres fue, y sigue siendo EL AMOR.

Y por ello únicamente; mediante la completa emancipación por el amor; puede el ser humano, elevarse más allá de la ley y convertirse, él mismo en una ley, habiéndose conquistado así mismo; conquistará entonces a todo el mundo.

Por ello, nosotros como verdaderos aspirantes en este ideal de vida superior; debemos anhelar a ser la perfecta personificación del AMOR.

Debemos amar a todos, con un corazón puro y ferviente; no odiar, ni criticar a nadie ni despreciarlo; porque en cada ser veremos la Faz del Amado Dios y en todo lo creado encontraremos su huella.

La palabra FILOSOFIA se compone de dos voces que significan:

AMOR A LA SABIDURIA

Muchos creen que este término es sinónimo de­ "deseo de conocer".

SABIDURIA implica AMOR, antes, después y siempre; mientras que el conocimiento, puede aplicarse en algunas ocasiones equivocadamente.

El AMOR lo abarca todo;

lo que toca, lo transforma;

la tristeza en alegría,

la duda, en certeza,

el dolor en experiencia y

la VIDA en plenas realizaciones.

El amor es más fuerte que la muerte,

y es el lazo invisible

que nos une a DIOS.

Así entonces debemos observar que los vehículos de Jesús, hecha por el Espíritu de Cristo, eran los mejores disponibles en la humanidad para llevar a cabo una obra de gran magnitud en el proceso evolutivo que poca parte de la humanidad conoce y que en el trabajo de las sombras se han visto opacando y desvirtuando, para hacer creer que "el mas grande entre nosotros", era como cualquier ser humano, situación que busca así seguir pervirtiendo, degenerando y complicando el avance de la humanidad a la sagrada Luz.

Es inconcebible que Jesús Cristo ha sucumbido al mal y conmociones a las que estamos sometidos.

Es inconcebible que recurrió a remedios o curación.

En cambio, fue la mas alta expresión de la curación personificada.

En la figura de manera que se sublime Cristo habite en cualquier tipo de cuerpo físico, es necesario que el cuerpo es totalmente libre de imperfecciones que caracterizan a la mayoría del cuerpo humano, pero debemos así cultivar el Principio de manifestación o atributo del Padre, la Voluntad.

Jesús podría proporcionar el instrumento perfecto para Cristo porque vivió de una manera pura y desinteresadamente sus muchas vidas terrenales anteriores, mediante un proceso evolutivo, que como el, cada uno desarrolla, de menor o mayor alcance.

El practicaba y personificaba la Ley del amor mucho antes de transmitirla a la humanidad y al hacerlo, permite que la luz brille con más intensidad en el Interior.

Estaba completamente libre de la enfermedad y de la imperfección humana y, por tanto, podría proporcionar los instrumentos de mas alta pureza para el Cristo por el Ministerio de Santidad.

Esta es la condición a la que todos nosotros, con la mayor seriedad, debemos estar atentos y trabajar en base a este camino e ideal.

Cada uno de nosotros, antes de abandonar el cuerpo físico, por última vez, debería haber desarrollado sus cuerpos físicos y vitales a un grado de perfección relativa tal, que un Ser de proporciones cósmicamente espléndidas como Cristo podría utilizar si en su caso así fuera necesario.

Esto significa, como consecuencia, debemos tener una salud perfecta en relación con el mundo físico.

La salud perfecta no se logra por las drogas en las prácticas médicas y con la ayuda de refuerzos dando su adecuada valía y respeto a quienes amorosamente practican dicha profesión, pero esto requiere la necesaria participacion del paciente.

La salud perfecta depende de nuestra forma de pensar, sentir y actuar, no sólo de lo que hacemos en el día a día.

Cuando se tiene en cuenta el grado de perfección alcanzado por Jesús, en la formación de sus dos vehículos inferiores, podemos ver qué hay de lo mucho que todavía tenemos que evolucionar, que decir de sus dos vehículos superiores.

Cada pensamiento o acción egoísta, cada acto de sumisión al deseo inmoderado, todos oídos sordos al clamor de un compañero de infortunio, nos pone lejos de ese objetivo.

Muchas personas hoy en día no ven una correlación entre el egocentrismo y la enfermedad; esta correlación, sin embargo, es muy real y verdadera, una alta expresión de la así llamada personalidad, constituida por el YO INFERIOR.

La luz interior brilla con su mayor esplendor cuando nos convertimos en servidores desinteresados, en la búsqueda de elevados ideales, en observar los cambios que se manifiestan en imperiosa necesidad, en una constante observancia y vigilancia en si mismos, cuidando que una vez que el Yo Superior haya tomado control y rumbo, no permita volver a ser sometido por el Yo Inferior que a tenido el control durante un largo proceso de nuestra vida, llevando la vida a meras especulaciones e ilusiones de la vida material, sin buscar anheladamente el desarrollo de una vida plena en avance y evolución.

Cada uno de nosotros, tiene su trabajo determinado que hacer en el mundo; y cuanto antes lo aprendamos a realizar, con perfección y amor ganaremos; recordemos amigos; que en cada uno de nosotros, se está llevando a cabo una lucha, entre la naturaleza superior e inferior.

El altruismo implica la renuncia y el sacrificio, así como asumir la responsabilidad de ayudar y servir en todas las ocasiones apropiadas.

Recordemos que debemos buscar vivir un Ideal Acuariano siendo la Enseñanza Occidental su heraldo y mensajero.

En este Mes Solar de ACUARIO tenemos como principio fundamental 3 pilares que debemos recordar cada día:

ALTRUISMO: El espíritu de servir al prójimo.

COOPERACIÓN: El trabajar en armonía con otros.

AMISTAD: El sentir cariño en el corazón para con todo ser de cualquier oleada de vida que vive, reteniendo firme en la mente nuestras responsabilidades individuales.

Es posible lograr un buen grado de desinterés para con todos, incluso cuando no convertimos en el amor, de poder actuar desinteresadamente de acuerdo con nuestra conciencia, porque sabemos que es la manera correcta de actuar y no sólo porque amamos a los que nos rodean al lado.

A menudo actuamos desinteresadamente porque no quieren sentir las punzadas de la conciencia o porque no quieren pasar por egoísta durante Retrospección; por lo tanto, actuar para deshacerse de remordimiento y problemas.

Esta actitud puede, en cierto sentido, ser una evolución del tipo de egoísmo que existía antes, pero no lo es también el pináculo del desarrollo que deseamos.

Sólo cuando nos servimos de forma continua y con mucho gusto, porque estamos imbuidos con el amor impersonal de Cristo, es que vamos a lograr la perfección del desarrollo humano en el mundo físico.

Podemos remontarnos hasta las humildes alturas del amor de Dios, del servicio a todos los hombres.

Pero para eso es preciso que no haya recovecos en el alma, donde no pueda entrar el sol de Justicia que es Jesucristo.

Hemos de echar fuera todas las preocupaciones que nos aparten de Él; y así Cristo en la inteligencia, Cristo en los labios, Cristo en el corazón, Cristo en las obras, Cristo en el diario vivir, "Edificante amoroso constructivo, alegre, pleno, triunfal".

Toda la vida ‑el corazón y las obras, la inteligencia y las palabras‑ llena de Dios.

La realización de esta condición requiere una intensa dedicación, autodisciplina y la perseverancia que se perciben vagamente todavía, cuando el aspirante comienza el Camino Espiritual.

La salud del aspirante es propensa a cambiar, ya que intensifica su búsqueda espiritual.

En el proceso del recto vivir, las vibraciones de la sangre son elevadas armoniosamente, la sangre purificada de un estado de animalismo, debe ser convertida en lo mas cercano a el tipo de la Sangre de Cristo.

Ese es uno de los procesos del Cristo en nosotros.

Una de las evidencias de esta condición es que el cuerpo se hace un instrumento más sensitivo y obediente del Espíritu.

Del mismo modo, la medida de que no se entrega sobre los deseos de base y no necesita alimentos pesados, sus vehículos gradualmente se sensibilizan.

Una persona aún no acostumbrada a un alto grado de sensibilidad de este tipo puede encontrar inicialmente difícil adaptarse y atribuir estas dificultades a los "NERVIOS".

Aquí es donde es particularmente importante el desarrollo del equilibrio.

A medida que el aspirante avance, conseguirá generar amor espiritual y lograr el "pensamiento y acción correctos" pudiendo así empezar a utilizar sus vehículos, los que se están convirtiendo en vehículos conscientes y por lo tanto más espirituales, con fines más nobles, no sólo para su propia evolución sino también en el desarrollo del servicio a otros.

Equilibrio, en su esencia, es un producto de la Ley del Amor.

La práctica activa y constante de esta ley natural suprema desarrolla, dentro de cada Aspirante, una sensación de tranquilidad, satisfacción y realización que no se puede encontrar ninguna otra manera.

Que estas líneas llevadas a cabo en esta reunión pueden traerle la luz y comprensión para así poder iniciar una forma de vida la que siendo necesaria, nos permitirá un mejor sentido de realización, plenitud y avance en nuestro desarrollo.


En Amoroso Servicio

Su amigo y Servidor

Rafael Iñiguez Herrera

El Centro de Estudios de la Sabiduría Occidental Mexico


Tema tratado despues del Servicio de Sanacion

06/07/2022