CRISTO Y

SU SEGUNDA VENIDA

CARTA A LOS ESTUDIANTES NUMERO 31

FRATERNIDAD ROSACRUZ DE MEXICO


CENTRO DE ESTUDIOS DE LA

SABIDURIA OCCIDENTAL MEXICO


CRISTO Y SU SEGUNDA VENIDA

CARTA Nº 31

Junio de 1913

Uno de los puntos cardinales en esta lección mensual y uno que es responsable de una de las mayores erróneas interpretaciones que existen es la que se refiere a la venida de Cristo y el vehículo que empleará.

La Biblia nos da la lección perfectamente clara y las enseñanzas de la sabiduría Occidental de los Rosacruces están en completo acuerdo con ella, de aquí que difiera nuestra opinión radicalmente de la corriente concepción sobre la materia, tanto de la mayoría de cristianos como de la de aquellos que involuntariamente o por otras causas exaltan falsos Cristos para alucinar a los profanos o incautos.

Es, por consiguiente, de importancia vital que los escolares de la Escuela Occidental comprendan este asunto total y completamente, así que, en consecuencia, expondremos brevemente los puntos salientes de las enseñanzas Rosacruces que contiene nuestro libro Concepto Rosacruz del Cosmos y en algunos otros.

Cristo es el iniciado más elevado del Periodo Solar.

Por aquel entonces la Tierra estaba formada de materia de deseos y el cuerpo más denso de Él se formó de este material de deseos.

Nadie puede formar un vehículo de material que no ha aprendido el modo de moldearlo, de aquí que el Espíritu de Cristo actuase con nuestra humanidad desde afuera de la Tierra, al igual que los espíritus grupo guían a los animales, hasta que Jesús le dejó sus cuerpos vital y denso en el momento del Bautismo.

El Espíritu de Cristo descendió dentro de estos vehículos y llevó a cabo su ministerio cerca del hombre hasta que el cuerpo denso fue destruido en el Gólgota y entonces se convirtió en el espíritu interno de la Tierra.

Entonces el cuerpo vital de Jesús se puso a buen recaudo con objeto de esperar el segundo advenimiento de Cristo.

Cristo nos advirtió contra los imitadores, Y, por lo tanto, se nos presenta el interrogante,

¿Cómo podremos conocer el falso del efectivo?

San Pablo nos da a este objeto tan definida información que si nos decidimos a tenerla en cuenta quedaremos a salvo de toda decepción.

San Pablo dice (1ª Epístola a los Corintios 15:50), que la carne y la sangre no puede heredar el reino de los cielos, e insiste en que este cuerpo será cambiado a la imagen del propio vehículo de Cristo (F, 3:21) y en (1ª Juan 3:2) encontramos el mismo testimonio.

Así, pues, está perfectamente claro que cualquiera que venga proclamando que él es Cristo es una de estas dos cosas, o un alucinado, o un ente digno de compasión, o bien puede ser un impostor que se haga acreedor al escarnio, y a la reprobación.

Tampoco se nos ha dejado huérfanos de noticias acerca de la naturaleza del vehículo en el cual encontraremos a Cristo y seremos como Él.

En la 1ª Tes. 4:19 se nos informa que encontraremos al Señor en el aire.

Por lo tanto, nosotros forzosamente tendremos que poseer un vehículo de una más delicada contextura que la del nuestro cuerpo denso actual.

La transformación requerirá el transcurso de muchos años en cuanto a lo que concierne a la mayoría de los hombres.

En la 1ª de Tes. 6: 23, nos dice Pablo que el ser completo del hombre se compone de espíritu, alma y cuerpo.

Cuando expulsemos definitivamente nuestro cuerpo físico, como Cristo lo hizo, nosotros funcionaremos en un cuerpo llamado soma psuchicon (cuerpo del alma), en la 1ª a los Corintios 15: 44.

Esto es lo que se conoce en nuestra literatura con el nombre de “cuerpo vital", un vehículo hecho de éter capaz de levitación y de la misma naturaleza que el que Cristo utilizó después de la Crucifixión.

Este es un vehículo que no está sujeto a la muerte en el mismo sentido que nuestro cuerpo denso y es oportunamente transmutado en espíritu, como se enseña en nuestra literatura y según lo requiere la (1ª a los Corintios, capitulo 15.

Por consiguiente, las enseñanzas de la Sabiduría Occidental están en perfecta armonía con la Biblia cuando dice terminantemente que Cristo no volverá a venir nunca en la carne (pues esto seria un retroceso para Él.

AI igual que las larvas rompen su capullo y se transforman en una mariposa que vuela de flor en flor, un minúsculo pedazo de belleza animada, así, también, nosotros algún día arrojaremos esta herramienta mortal que nos mantiene apegados a la Tierra y surcaremos los cielos como almas vivientes radiantes de gloria, esforzándonos por encontrar a nuestro Salvador en la tierra de las almas, el Nuevo Cielo y la Nueva Tierra.

Este es uno de los puntos principales de la doctrina de la Escuela Rosacruz y confiamos que nuestros estudiantes se esforzarán por dominar y concebir completa y totalmente este principio, para que puedan ser capaces de “dar razón” del por qué de su fe o creencia.


En Amoroso Servicio

El Centro de Estudios de la Sabiduría Occidental Mexico

Domingo de Servicio Devocional

22/05/2022

Exponente Jose Holgado