INFLUENCIA DE CADA MES SOLAR

CON LAS 12 GRANDES

JERARQUIAS ZODIACALES



CENTRO DE ESTUDIOS DE LA

SABIDURIA OCCIDENTAL MEXICO

Observaremos a los Signos del Zodíaco en la parte externa de un círculo, éstos representan las Jerarquías Divinas que ayudan a la humanidad a lo largo de su evolución.

A continuación y más hacia el centro se reparten los planetas que son Espíritus representantes de otras Jerarquías más cercanas pero que tienen la misma función que las anteriores.

Desde el círculo externo del zodíaco hasta el centro de la circunferencia existen unas líneas que dividen el mismo en 12 partes iguales y que llamamos Casas, éstas representan el campo donde el Ego o Alma evolucionante desarrolla sus estados de conciencia a través de su peregrinación por el mundo físico.

Por último, todas esas líneas confluyen en un punto o círculo pequeño central en blanco que representa al Ego Reencarnante.

Todo esto unido muestra el pasado, presente y posibilidades futuras para el presente renacimiento.

Por consiguiente podemos hacer dos interpretaciones importantes entre otras:

1ª. Que las Jerarquías Superiores y Espíritus Planetarios están dirigiendo su atención de forma altruista y amorosa hacia la humanidad en su desarrollo en la Tierra, cada mes solar impregnan las PALABRAS CLAVE, que si son llevadas a cabo en en diario trabajo en la vida, darán un significativo avance evolutivo a cada Ego Reencarnante que busca evolucionar y con ello desarrollar el Dorado Vestido de Bodas o Cuerpo-Alma, vehículo que deberemos desarrollar para la EDAD DEL AIRE (ACUARIO)

2ª. Que el Espíritu Reencarnante, tiene a su disposición todas esas fuerzas confluyentes en la Tierra para su propio uso y desarrollo espiritual.

El Espíritu, así como el universo, fue creado por Dios pero, aún separado por el descenso del Espíritu al mundo físico, seguimos siendo parte de la Vida y la Conciencia de Dios.

Somos una chispa que, separada de ese gran Fuego Creador para convertirse en llama a través de su propio desarrollo interno, no deja de ser parte de Dios al cual volverá cuando transforme sus poderes latentes en dinámicos.

Los doce signos del zodíaco han inspirado numerosos relatos simbólicos en las mitologías y en las religiones.

Entre los más conocidos, se encuentra la historia de los 12 hijos de Jacob, que son el origen de las 12 tribus de Israel, los 12 trabajos de Hércules, y los 12 Apóstoles con los que Jesus trabajo en sus años de ministerio.

Han pasado muchas Eras.

El tiempo se extiende hasta el infinito ya través de él las Estrellas, el Sol , los Planetas y la Luna realizan su armonía celestial irradiando, para siempre, la gloria del universo.

La Ley de la Vida y la Ley del Amor están unidas por afinidades y valores espirituales que llegan a nosotros, a nuestro corazón, elevándonos en la reverencia a la belleza y el orden del Reino del Padre.

¿Qué imágenes de gran progreso todavía sentimos oscurecidas para nosotros en el tejido de los cielos? ¿De dónde viene la Luz y la Vida de la Creación? ¿Por qué el ser humano anhela tener el alma plena y elevarse mucho más allá de la limitación personal?

Busquemos estas respuestas más allá de la comprensión material, para que “si tu ojo es sincero y sencillo, todo tu cuerpo se cubrirá de luz” (Mt 6,22).

Esto quiere decir que la comprensión de la verdad, la sabiduría adquirida de épocas pasadas, de las diversas Eras por las que hemos transitado, es nuestra verdadera herencia.

Incluso cuando cerramos los ojos mientras nos acostamos y elevamos nuestras almas a los límites del tiempo mismo, estamos siendo atraídos hacia las profundidades ilimitadas del Espíritu.

El ancho y vasto océano de Éter, que es el espacio, representa en realidad la vida, pero la vida tal como existe, es decir, sin límites materiales.

La intensidad de la vida solo puede ser comprendida y realizada cuando alcanzamos la profundidad y el valor de la vida espiritual, ejemplificados en la marcha ordenada de las órbitas celestiales.

Cuando se dan algunas alusiones, se hacen sugerencias para que trabajemos en el progreso del alma, las meditaciones tranquilas sobre estas verdades sugeridas comienzan a hacerlas más visibles, y la luz que se gana con las meditaciones continuas se vuelve gradualmente más clara, irradiando sobre nuestra alma. y sobre nosotros una luz mayor.

La meditación calma la Mente inferior que siempre está ocupada con cosas externas.

Sólo cuando la Mente está quieta puede ser iluminada por el Espíritu.

El conocimiento de las verdades cósmicas debe adquirirse internamente, de adentro hacia afuera y no externamente.

Así, imbuidos de pensamientos espirituales y una actitud devocional, nos lanzamos al estudio de las relaciones cósmicas de las 12 Jerarquías Zodiacales, los Signos del Zodíaco, en cada Mes Solar y vemos su importancia e influencia así como el esfuerzo del ser humano por expresarse a través de ellas, los que son canales exaltados.

Naturalmente, para ver la correspondencia entre estos relatos y el zodíaco, es preciso poseer la ciencia de los símbolos; cuando se le posee, todo se aclara y resulta mas evidente y significativo para nuestro desarrollo, así los Estudiantes de las benditas Enseñanzas Rosacruces deberán comprender el sagrado misterio del significado de la Mesa del Pan de la Proposición, el que contiene 12 Panes, con un grano suministrado por Dios, pero debía ser cuidado y cultivado por el hombre que lo había trillado, molido y cocido para ser llevado al Templo como una Ofrenda para el Señor, estos granos de trigo suministrados por Dios, constituyen las oportunidades para el crecimiento anímico que El nos da a través de las 12 casas del horóscopo, bajo el dominio de exaltados seres (Jerarquías Divinas) conocidas a través de los Signos del Zodiaco.

En Amoroso Servicio

El Centro de Estudios de la Sabiduría Occidental Mexico