NUESTRA GRATITUD EN

CADA COMIDA


CENTRO DE ESTUDIOS DE LA SABIDURIA OCCIDENTAL MEXICO

El debido respeto y agradecimiento en los diarios alimentos que ingerimos es primordial en los Estudiantes de las Enseñanzas Rosacruces.

Es muy recomendable entre nosotros como Estudiantes, forjemos el hábito de gratitud y con en las comidas que suministramos para la estabilidad de nuestro cuerpo físico y vital.

Entendemos el maravilloso simbolismo del "pan y vino” de la Santa Cena: todo lo que resulta como alimento sólido y líquido, de la afluencia de vida que Cristo nos proporciona en cada año de Su sacrificio en el planeta tierra, es Su sangre que bebemos y Su cuerpo que comemos.

De ahí la reverencia que se debemos dar en la mesa, ya que sabemos que dentro de un alimento, con propiedades químicas, está también la Vida que es el mismo Cristo.

La hostia se deriva de esta idea y está hecha de trigo, porque el trigo no se encuentra en su estado nativo y habría sido traído a la Tierra por los Señores de Venus, representando bien lo que es de origen superior.

Por eso se usa repetidamente en la Biblia, como “llenar los almacenes de trigo”, es decir, acumular al ser humano con bienes; “Separar el trigo de la paja”, es decir, separar lo bueno de lo malo; etc.

La hostia solo se da en comunión con Cristo , después de habernos purificado para recibirlo dignamente en el tabernáculo de nuestro cuerpo.

Por eso debemos, junto con nuestra familia, acostumbrarnos a elevar una oracion de gratitud en cada comida.

Y para completar el ambiente, música suave y pura, buenos pensamientos y sentimientos, mientras todos comen en silencio o hablan en voz baja de cosas alegres o elevadas.

Hay varias ventajas a la vez: calma al comer, masticar bien y con ello triturar buscando lo mejor en cada nutriente y pueda aportar beneficios a nuestras células, reverencia y agradecimiento por cada comida, buen ejemplo para quienes nos visitan, formación espiritual de los niños que permitan ir desarrollando el caracter, así como el valioso y sincero ejemplo de lo que hemos aprendido y con ello poder irradiar la siempre necesaria luz que permite otros se acerquen y podamos amorosamente servirles por que hemos sabido predicar con el ejemplo, asi nuestro Amado Maestro, nos señalo "por tus Obras os conoceréis"

Cada uno hará lo que crea asi mas conveniente que asi le permita con estas recomendaciones amorosas poder así disfrutar de mejor forma sus alimentos, compartiendo esta Oración que puede emplearse siempre de forma sentida y con el debido y adecuado respeto.

Te damos gracias, Señor, por esta comida.


A través de él, en cualquier momento y lugar,

la Santa Cena se repite nuevamente,

poniéndonos en comunión con TU CUERPO y con TU SANGRE.

Por tanto, bendice Señor nuestra comida

y ayúdanos a asimilar la vida

que es TU VIDA impregnando todo,

así como a santificarla,

empleándola en lo realmente verdadero,

bello y bueno al servicio de la humanidad.

También te pedimos, SEÑOR,

por todos los que abusaron de tus divinos dones

y hoy, bajo la Ley de Retribución ,

no hay nada para comer.

¡¡Que así sea!!


En Amoroso Servicio

El Centro de Estudios de la Sabiduría Occidental Mexico