LAS 4 FUERZAS

QUE TRABAJAN A

TRAVES DE LOS ETERES



CENTRO DE ESTUDIOS DE LA

SABIDURIA OCCIDENTAL MEXICO

LAS 4 FUERZAS QUE TRABAJAN A TRAVES DE LOS ETERES

Queridos amigos, amigas, el pasado domingo en la celebración del servicio dominical, tuvimos a bien tratar un tema trascendente en la vida del Estudiante en la Carta numero 79 a los Estudiantes, donde en ella nos abre la posibilidad de comprender una de las llaves para nuestro trabajo de la vida Espiritual, que es la REGENERACION y con ello al trabajo de la Gran Obra en el Servicio a la humanidad, así causando interés se llevaron a cabo varias preguntas acerca de la Regeneración, la cual es un tema que con lleva muchas las lecciones de los diferentes cursos, por lo que respetando el interés de que cada uno pueda obtener en su avance y con ello mayor clara comprensión, se preparo este material para este domingo, y así darle continuidad al tema en cuestión.

Recordamos que en la participacion llevada a cabo se trajo en mente diferentes conceptos al tema de la Regeneración, entre ellos:

  • Pureza

  • Escorpio

  • Conversión

  • Transmutación, entre otros....

El tema a tratar este domingo dando continuidad se refiere a EL CUERPO VITAL, cuya máxima que nos da Max Heindel es la "Que todo desarrollo Oculto comienza en su desarrollo.

Este principio fundamental para el Estudiante a sido causa de que muchos Estudiantes no puedan seguir avanzando o en su caso cayendo en el autoengaño y con ello no lo tomen en cuenta o no sea considerado, con ello buscar en otro camino de otra Escuela con otro ideal, el que se comenta con el debido respeto para que se pueda apercibir la importancia del mismo.

Como valiosa introducción invitamos a cada uno a recapitular lo estudiado en las bases del curso preliminar, donde ya se estudiaron y debieron quedar bien asimilados los conceptos que aqui se exponen y que hemos denominado:


LAS CUATRO FUERZAS ELEMENTALES


En vista de la constitución del Cuerpo Vital del ser humano, formado por cuatro grados de fuerzas elementales, designadas en las Enseñanzas Rosacruces, respectivamente: Éter Químico, Éter de Vida, Éter Luminoso y Éter Reflector, debe notarse que no actúan de forma equilibrada en el ser humano. (Lección 6 Pregunta 1 del curso preliminar)

En cada individuo siempre hay una preponderancia de una de estas fuerzas elementales.

Prácticamente podemos dividir a los seres humanos en cuatro clases, según la preponderancia de uno de estos Éteres, cuyas características son las siguientes.


1) Preponderancia de las fuerzas que trabajan a través del Éter Químico

Función principal: digestiva

Todo el interés de la vida está especialmente inclinado a los placeres de la comida; el apetito es fuertemente estimulado y domina el carácter, convirtiéndose con el tiempo en una adicción, glotonería.

A medida que se excede el apetito, también se estimula la sensualidad, disminuyendo paulatinamente las funciones de los Éteres Superiores, la sensibilidad, la voluntad y la mentalidad.

Defectos consecuentes: pereza, indolencia, sensualismo.


2) Preponderancia de las fuerzas que trabajan a través del Éter de Vida

Funciones preponderantes: la perceptiva y todos los intereses se subordinan a los placeres de la sensualidad, que es fuertemente estimulada.

Para recobrar las fuerzas constantemente perdidas en los excesos sexuales, estos individuos son impelidos a los excesos de comida, al abuso de la carne, del alcohol, alguna droga, estimulando así las funciones del Éter Químico, con las mismas consecuencias observadas en la clase anterior.

Las peores consecuencias del abuso de las funciones sexuales se manifiestan en la decadencia de las funciones superiores, especialmente las mentales, incapacitándolo el ser humano para razonar perfectamente.

La idiotez y los desequilibrios mentales son las últimas consecuencias de estos excesos de la función del Éter de Vida.

Como todas las fuerzas naturales, el Éter de Vida puede ser controlado, dentro de los límites de la razón, y el Aspirante a la vida superior debe considerar que todas sus posibilidades de avance efectivo descansan sobre estas fuerzas.

Si se sabe acumular racionalmente esta poderosa energía de vida! y sabiamente dirigirla, permitirá una maravillosa expansión de nuestras facultades superiores, que aumentará considerablemente en nuestra capacidad mental de trabajo, al mismo tiempo que vuestras condiciones físicas mejorarán inmensamente.

Comienza entonces así, su extraordinario poder de REGENERACION, pues al no ser canalizado a los órganos físicos, el Éter de Vida busca expandirse naturalmente hacia la reconstrucción y renovación de todo el organismo, especialmente del cerebro, haciéndolo un instrumento más completo, más poderoso y más eficiente para la obra del Espíritu.

Un individuo en estas condiciones es capaz de generar un pensamiento realmente “poderoso” y su capacidad de realización se vuelve casi ilimitada.

Sin embargo, el Aspirante a la vida superior debe recordar que hasta que alcance un perfecto dominio mental, ciertamente experimentará reacciones, a veces muy violentas, pero que deberá buscar, con persistencia, determinación y paciencia, su dominio.

Cualquier descuido provocará el descenso de estas energías a los órganos físicos y el retorno de las diferentes tentaciones sensuales.

"Velad y orad, para que no entréis en tentación;

el espíritu a la verdad está dispuesto,

pero la carne es débil."

Mateo 26:41

*Sera necesario el recordar como es que el ser humano obtuvo el Poder Creador del pensamiento, el cual se distribuye en 3 órganos específicos, el cual se aprecia en la 1era pregunta del Curso Suplementario de Filosofía Rosacruz.

Mas allá el Estudiante que a comprendido este difícil problema en la humanidad, considerara que dicho abuso traerá también una repercusión en algún organo debilitado.

Vemos en el Concepto Rosacruz del Cosmos y en la lección 10 pregunta 1 "Las cualidades inherentes al átomo simiente determinan la clase del material que se atrae para los nuevos cuerpos".

Estos 2 marcan el trabajo de las fuerzas que trabajan con los Éteres Inferiores.


3) Preponderancia de las fuerzas que trabajan en el Éter Luminoso

Funciones preponderantes: la perceptual y la emocional

Estos individuos se caracterizan por deseos extremos de nuevas sensaciones, de variaciones constantes en todas las direcciones.

Son extremadamente curiosos; todo lo que quieren ver y oír, saciando así su terrible sed de sensaciones.

Son muy proclives a los temas intelectuales, en los que suelen sobresalir, pero por lo general son incapaces de asentarse en cualquier orden de ideas, porque nunca llegan a profundizar en los temas.

Lo que les interesa no son las ideas en sí mismas en su valor exacto, sino simplemente las emociones que despiertan y generan.

En busca de sensaciones, las emociones son capaces de grandes esfuerzos, pero una vez conseguidas, corren en busca de otras, sin cesar.

Al final, están agotados y sin firmeza en nada, porque en todo fueron superficiales y fugaces.

Sus principales defectos son: pretensión intelectual, inestabilidad, imaginación excesiva, mentira.

Les gusta especialmente hablar, presumir y todo lo que les pueda dar diferentes sensaciones.


4) Preponderancia de las fuerzas que trabajan en el éter reflector

Funciones preponderantes: las mentales.

En esta clase de individuos, todo interés descansa en sus pensamientos e ideas.

Están concentrados y constantemente descuidan las cosas materiales.

Absortos en sus pensamientos y estudios, olvidan incluso sus deberes sociales y sus necesidades físicas. Son los verdaderos idealistas, que examinan constantemente nuevas teorías y generan nuevos pensamientos, pero que rara vez logran ponerlos en práctica.

Generalmente están aburridos y disgustados por las dificultades que encuentran para realizar sus ideas.

Generalmente fallan en cualquier trabajo práctico y por eso se vuelven nerviosos e irritables.

Simplemente se sienten felices en su mundo de ideas, aislados del mundo y de las cosas materiales.

Cuando les falta una dirección segura, recurren a toda clase de extravagancias mentales; se dejan dominar por ideas erróneas y falsas, cuyas consecuencias son fatalmente el desengaño y el desánimo intelectual que afectará profundamente su sistema nervioso y la salud en general.

Estos 2 marcan el trabajo de las fuerzas que trabajan con los Éteres Superiores y que en su lección 6, pregunta 6, constituyen la construcción del CUERPO DEL ALMA.

De lo anterior se desprende que el ser humano natural es la expresión de estos Éteres que componen su Cuerpo Vital, y manifiesta en todas sus acciones las características de cualquiera de ellos que se vuelven preponderantes.

Estimulado por el Cuerpo de Deseos, cualquiera de estos Éteres puede desarrollarse extraordinariamente, en detrimento de los demás, y esto significa un desequilibrio, con consecuencias nefastas para la libre manifestación del Ego. (YO SUPERIOR)

En el ser humano superior y equilibrado las funciones de los Éteres están controladas por la razón, de modo que no hay preponderancia de unos sobre los otros.

Sin embargo, como todo ser humano nace con una tendencia natural al exceso de uno de ellos, el Aspirante a la vida Superior debe tratar de reconocer cuál de ellos tiene esta tendencia, para poder dominarla inteligente y racionalmente.

El comer en exceso, la estimulación constante del apetito, desarrollan el Éter Químico que gradualmente domina al individuo, haciéndolo en poco tiempo esclavo de esta fuerza elemental que preside las funciones digestivas, al haber exceso traerá en su manifestación una consecuencia.

Los excesos sexuales, la estimulación constante de esos deseos; desarrollan el Éter de Vida, que poco a poco se vuelve predominante y esclaviza al individuo a sensaciones eróticas, con graves consecuencias.

El derroche constante y pervertido de las fuerzas creadoras, lo más sagrado en el ser humano, rebaja peligrosamente el grado de vitalidad de toda la constitución física, exponiendo al individuo a toda suerte de desequilibrios orgánicos.

Pero lo que hace más deplorable este estado es la terrible depresión mental que provoca.

Las facultades mentales declinan asombrosamente, causando a menudo idiotez y locura.

Los excesos de la función del Éter Luminoso se manifiestan en excesos nerviosos y en deseos desmedidos de sensaciones, impidiendo al individuo concentrarse en un solo orden de ideas o aplicarse a la plena realización de cualquier plan, permite así la entrada a diferentes corrientes de duda, miedo, temor, angustia, depresión, estrés.

Todo lo que requiera firmeza de ideas y perseverancia es considerado un suplicio, del cual buscan liberarse.

El exceso de energías del Éter Luminoso se manifiesta especialmente por el deseo exagerado de hablar, de criticar, de buscar resaltar la personalidad con ello lucirse.

Cualquier cosa o cualquier tema tendrá valor sólo en tanto les proporcione alguna sensación placentera, estando dispuestos a abandonar cualquier cosa en tanto cese la sensación o la curiosidad que los despertó.

Esta exaltada manifestación del Éter Luminoso les impide escudriñar las cosas de cerca, apreciar el valor real de cualquier tema o estudio.

Experimentando todo superficialmente, por el simple placer de experimentar sensaciones nuevas, no logran estabilizarse y permanecer por mucho tiempo en cualquier obra o ideal.

Y así llegan a pasar los años de su existencia en la tierra sin encontrar jamás satisfacción en nada y sin realizar nada realmente útil para ellos mismos o para la comunidad, al contrario, muchas veces se convierten en perturbadores de la paz y el orden, porque se dejan llevar por su temperamento inquieto y superficial, no son capaces de someterse a ninguna disciplina.

Cuando el Éter Reflector se vuelve excesivo, es preponderante, las funciones mentales prevalecen en el individuo, quien se siente constantemente dominado por todo tipo de pensamientos, y le es casi imposible dejar de pensar un solo momento, arrastrado por el exceso. de este Éter, que día a día se vuelve más exigente, el individuo se entrega a la lectura excesiva, a los estudios, de todo tipo, donde puede encontrar nuevas ideas y pensamientos que le den sensaciones mentales constantes.

Con el tiempo se forma en su mente una aglomeración desordenada de ideas propias y ajenas, y su mayor placer es darle vueltas a esa masa de elementos mentales que ha acumulado, como “un coleccionista”.

Este principio debe ser tomado en cuanta en el Estudiante ya que no es la lectura o el conocimiento intelectual que lo llevara en el sendero del logro, hemos platicado el valor de la intención y el ejemplo de vida que buscamos llevar a cabo, bien dijo nuestro Amado Maestro El Cristo, "por tus obras os conoceréis"

Para ello busca la soledad y se irrita fácilmente cuando los demás lo perturban.

La mayoría de estos individuos se vuelven cada vez más insociables con el tiempo, descendiendo a los pesimismos, a las ideas negras que permiten que su campo mental, que ya está tan sobrecargado, domine, se deleite en convencer a los demás y arrastrarlos a sus propias ideas.

Sufren profundamente cada vez que alguien menosprecia sus opiniones.

El gran error o defecto de muchos de estos individuos es que suelen estar dominados por “ideas falsas, que caprichosamente buscan sustentar.

Aunque estudian mucho, lo hacen por el simple placer de acumular conocimientos y alimentar su insaciable hambre de sensaciones mentales.

Casi siempre fracasan en la vida práctica porque constantemente descuidan sus deberes sociales.

A menudo no ponen en práctica sus ideas por miedo a verlas fracasar o a verse obligados a reconocer que son erróneas y defectuosas.

Se ve que en estas cuatro funciones naturales de los Éteres del Cuerpo Vital, junto con los deseos que brotan del Cuerpo de Deseos, podemos incluir todas las actividades del ser humano terrestre.

Como fuerzas naturales e irresponsables, impulsan al ser humano a satisfacerlas, y cuanto más se emplean y excitan, más exigentes se vuelven.

El ejercicio desmedido de cualquiera de estas funciones naturales, lejos de satisfacer, fortalece aún más el Éter correspondiente y el deseo correspondiente, que terminan por esclavizar al individuo.

La tendencia natural de estas fuerzas vivas del organismo es la REPETICIÓN SISTEMÁTICA de las sensaciones experimentadas, para crecer continuamente en potencial.

Lo que el ser humano medio llama “placer” es simplemente la satisfacción de los ciegos impulsos de estas fuerzas elementales que mecánicamente lo impulsan, con un impulso cada vez más fuerte, pero que nunca son satisfechos.

Mientras no se despierte en el ser humano el entendimiento y comprensión en su desarrollo espiritual y con ello despertar asa las facultades de la razón, para que con ello se pueda dirigir inteligentemente la conducta en la vida, las fuerzas elementales y los deseos que gobiernan y dominan estas actividades,, obligan a la ser humano para satisfacerlos sin mayor consideración, al no haber en ellas una dirección superior

Por eso el ser humano común reproduce, como instrumento pasivo, todos los impulsos de sus tendencias naturales, sin darse cuenta siquiera del estado de servidumbre en que se encuentra, arrastrado por toda suerte de deseos, tendencias, opiniones, hábitos y vicios. .

Cuando se despierta la comprensión espiritual, el ser humano comienza a comprender la necesidad de dominar y controlar los impulsos de su naturaleza inferior, convirtiéndose en “dueño de sí mismo” y no en un mero juguete de fuerzas elementales que sólo debe actuar bajo la dirección de su VOLUNTAD, con fines justos y convenientes para su propio mejoramiento.

Para ello debe buscar todos los medios para desarrollar racionalmente la VOLUNTAD, para imponerla a las tendencias inferiores, liberándose del dominio que éstas ejercían sobre él, de ahí la siempre importante recomendación de practicar y llevar a cabo la CONCENTRACION, así se ejerce control del pensamiento, retomemos cada domingo el concentrarnos amorosamente en el servicio devocional, lo cual esto requiere no dispersar nuestro pensamiento en otra situación ajena.

El desarrollo de la VOLUNTAD sólo se produce cuando el ser humano busca decidida y sistemáticamente examinar sus impulsos y tendencias naturales, negándose a atender y traducir en actos aquellos que su razón y conciencia reconocen como contrarios y nocivos a su propio desarrollo espiritual, este es un inicio al camino de la REGENERACION.

No hay mal en atender RACIONALMENTE a las funciones naturales ya las necesidades orgánicas, pero es un terrible error convertirlas en motivos de placeres irracionales y de vicios esclavizantes.

Desequilibrar y pervertir las funciones naturales, basadas en leyes divinas, para dejarse esclavizar por ellas, es, sin duda, colocarse en la más desastrosa de las condiciones, cuyas consecuencias serán fatales para el destino del individuo, que sigue dominado por el Yo Inferior, su personalidad.

Empero, es necesario considerar que sólo gradualmente, con paciencia y perseverancia, dos virtudes cardinales, el Aspirante conquistará el dominio de su naturaleza inferior, a medida que desarrolle la VOLUNTAD en las luchas y victorias que va logrando y con ello un largo proceso de Regeneración.

Cada victoria, por pequeña que sea, aumentará el poder de vuestra VOLUNTAD, que poco a poco se afianzará y con ello tendremos un avance significativo no solo en esta encarnación, si no en una siguiente oportunidad.

En esta obra de trascendental importancia, el Aspirante debe saber actuar con serenidad y prudencia.

Que no se piense que logrará una victoria efectiva sin una lucha en serio y tal vez por mucho tiempo, esto a venido suscitándose en varias vidas terrestres.

No conviene actuar violentamente contra las fuerzas naturales, ni restringirse de golpe, aprendamos del mensaje de Libra, Equilibrio.

Es mejor poco a poco el contentarse, en un principio, con pequeñas victorias, que no provocarán grandes reacciones peligrosas.

La VOLUNTAD crecerá así gradualmente, pero, con certeza, preparándose para las luchas más grandes que puedan venir, sabemos que en cada paso habrá una prueba, nuestro Amado Instructor siempre nos a inculcado que se puede caer o tropezar, pero solo de nosotros consistirá en observarse, vigilarse, cuidarse y no volver a caer en el error y levantarse para así seguir en la lucha diaria.

Especialmente en ocasiones de dificultades naturales de la vida, cuando se siente desánimo moral, conviene redoblar la atención, porque ciertamente fuerzas elementales y deseos desordenados buscarán aprovechar estos momentos críticos para deshacer todos los esfuerzos anteriores del aspirante, con la intención de desanimarlo y recuperar su dominación.

Es así que para concluir el correcto desarrollo espiritual requiere la práctica de la concentración, en la creación de ideas-pensamientos superiores y poderosos, que pueden servir como ayudas en el logro de mayor Iluminación.

Sin embargo, el Aspirante a la vida superior siempre debe permanecer como el maestro absoluto de sus pensamientos y estados mentales desarrollados, y esto requiere una preparación inteligente y de mucha constancia.

Es necesario, ante todo, desarrollar la conciencia y la voluntad, en una dirección absolutamente justa, de valor espiritual y racional, practicar la auto observación y los ejercicios científicos dados a Occidente por los Hermanos Mayores de la Orden Rosacruz, RETROSPECCION Y CONCENTRACION

Cualquier distorsión o mala intención en la creación de formas de pensamiento invariablemente tendrá consecuencias desastrosas para cualquier practicante.

El único camino legítimo es el camino de Cristo, nuestro Maestro y Redentor


En Amoroso Servicio

El Centro de Estudios de la Sabiduría Occidental Mexico.