EFECTOS DE LA LUNA

EN EL TRABAJO DEL

AUXILIAR INVISIBLE

CENTRO DE ESTUDIOS

DE LA

SABIDURÍA OCCIDENTAL MEXICO


LOS EFECTOS DE LA LUNA EN EL AYUDANTE INVISIBLE

PREGUNTA:

Por qué dar tanta importancia a los aspectos de la Luna en el trabajo esotérico?

Por qué la luna nueva es especialmente apropiada para despertar ayudantes invisibles y la luna llena para construir la quintaesencia del servicio en el cuerpo del alma?

La luz de la luna solo refleja la luz.

RESPUESTA:

Las enseñanzas Rosacruces lo explican por analogía.

Como Cristo nació en la noche más larga y oscura del año, así el ayudante invisible, nace en la noche más oscura del mes; es decir, que entonces entra en uso consciente de su vehículo éterico.

Sabemos que en Navidad las vibraciones espirituales en la Tierra son las más intensas.

Por lo tanto, por analogía, sabemos que las vibraciones espirituales cada mes son más intensas en la noche de la Luna Nueva, y estas vibraciones hacen que sea el momento más propicio para el nacimiento del Ayudante Invisible.

Astrológicamente las vibraciones son más fuertes en ese momento porque el Sol y la Luna están en conjunción, y su fuerza combinada se arroja sobre la Tierra desde el mismo ángulo.

El tiempo de la luna llena es más propicio para la construcción de la esencia del servicio en el cuerpo del alma.

La Luna llena en un momento determinado del otoño se habla de como la cosecha Luna, y la construcción de la esencia del servicio en el cuerpo del alma es un proceso de cosecha mejor llevado a cabo bajo la gran iluminación en ese momento.

Astrológicamente, en la luna llena el sol y la luna están en oposición, trayendo en juego dos signos opuestos, que están correlacionados espiritualmente, constituyendo un polo positivo y negativo.

En ese momento una corriente de vida o energía espiritual fluye entre los dos polos, que pueden ser utilizados para el proceso de construcción.

- Este artículo fue adaptado a partir de la edición de agosto de 1985 de la revista ′′Rays from the Rose Cross publicada por The Rosicrucian Fellowship.


Pintura: Arte de curación por el Barón Rosenkrantz