LA CABEZA

Y EL CORAZON

CENTRO DE ESTUDIOS DE LA

SABIDURÍA OCCIDENTAL MÉXICO

LA CABEZA Y EL CORAZÓN

CARTA MENSUAL DEL ESTUDIANTE

1 Julio 1928

Por Mrs. Max Heindel


Lo siguiente es un extracto de una carta de un estudiante:

Queridos amigos:

Permitidme que ésta noche escriba en completa libertad.

Yo sé y siento que nuestra filosofía es verdadera.

Los Trabajadores del Centro General se mueven y actúan con peculiar habilidad sobre los estudiantes con quienes se relacionan.

En sus cartas se expresan con tal exactitud que parece que conocieran personalmente a la persona a quien se dirigen, y que la hubieran estudiado individualmente.

De todos modos, yo sé que no es necesario estudiar personalmente y conocer a cada individuo con quien tratan. Yo sólo sé que si hay una necesidad en cualquier parte, el Poder invisible que gobierna entre bastidores hablará o actuará utilizando un instrumento apropiado.

Dios oye nuestras oraciones y las contesta en su forma peculiar. ¿Cómo lo hace? todavía es un misterio reservado para Dios y el alma oprimida, pero Él contesta por medio de otros espíritus humanos.

Estos voluntariosos espíritus responderán alguna vez y captarán la respuesta que Dios está transmitiendo al otro.

El mensaje pasará a través de sus dedos, como las antorchas en el poema de Joyee Kilmer, cayendo o alcanzando el radio de atracción del pobre necesitado y el privado e íntimo mensaje de Dios a tal particular espíritu, puede considerarse aún como una transacción secreta.

Con esta ilustración yo quiero decir, que yo no pretendo de los estudiantes que trabajan en la Residencia General, que sean dioses o magos que todo lo ven y lo saben, sino como corazones humanos, que Dios utiliza como instrumentos suyos, para que sirvan de canal por la cual pueda correr el bálsamo divino, que como contestación a las oraciones envía Él.

Yo quiero y necesito decir a Ud. que su carta vino a mí, como contestación a una oración (oración no hecha a los trabajadores de esa Residencia, ni a ninguna fuente de ayuda), justamente una simple y secreta oración dirigida a Dios. Suponer ahora que unos especiales trabajadores fueron desplazados del Cuartel General para escuchar mis ruegos, es sencillamente de una ingenuidad infantil, sin embargo… la contestación vino de la Residencia General.

Esta contestación estaba concebida en estos términos:

“La mente es el camino, el único medio de comunicación entre el alma y el espíritu.

Por lo tanto, cada pensamiento que uno tiene sobre materia espiritual,

construye y perfecciona el cerebro”.

Tal es la contestación, y esta era la oración que yo elevaba.: “Libradme del peligro de emociones demasiado intensas y llevadme a la limpia y blanca luz de un equilibrado desarrollo mental”.

Ahora yo confío ser más ordenado respecto a mis lecciones, pues yo creo que ellas me conducirán hacia el “desarrollo equilibrado”.

Hasta ahora yo he progresado por medio de los dictados de mi corazón, dedicando todo lo que yo conseguía como una ofrenda de amor agradecido hacia uno que ha sido para mí un ángel guardián.

Yo consideraba en mi corazón, que el progreso espiritual podía compararse a una gata madre, llevando a sus gatitos uno después de otro, adelantándolos poco a poco, debiendo guardar detrás unos, mientras a los otros los va adelantando.

En este trabajo la tierna madre, llegará un momento en que conseguirá colocar a un hijito primero en el nido, y tendrá que volver atrás a por cada uno, hasta que todos estén en la cama.

Así mismo es como nosotros actuamos y progresamos con nuestras facultades. Trabajamos y practicamos con uno y después empezamos con el otro.

Esto es lo que yo indico por oración. Aquello era el “gato mental” que yo deseaba encontrar para trabajar con él durante un determinado espacio de tiempo.

Este pobre “gato” yo temo se halla completamente frío y flaco por de pronto, mientras que el desarrollo del “gato” del corazón, aunque todavía es pequeño, es más afortunado por otras facultades.

Yo escribo estas líneas no frívolamente, sino en un desastroso estado espiritual. Es el único camino que yo encuentro para exponer esto que es tan fuerte para ser dicho.

Yo deseo ahora utilizar mi mente por un espacio de tiempo.

Si yo he sido desordenado en dar mis lecciones y algunas veces muy lentamente, yo ruego ser disculpado.

Es motivado por la razón de hallarme hoy en medio de dos grandes escuelas: la escuela de la Fe y la escuela de la Enseñanza de la Sabiduría. Yo no puedo desligarlas aún.

Sinceramente. R.B.A. La carta anterior nos inspira pensamientos de verdadero interés, los cuales creemos pueden ser detallados para dictar una lección provechosa.

Nos dice Max Heindel en la página 18 del Concepto Rosacruz del Cosmos que “debe haber un terreno común, en el cual el corazón y la cabeza pueden encontrarse, cada uno ayudando al otro, cada uno con la ayuda del otro, haciéndose más efectivo en la búsqueda de la verdad universal.

Esto es igualmente cierto, como que no puede haber contradicción en la Naturaleza, en consecuencia, la cabeza y el corazón deben ser capaces de llegar a una unión”.

Más adelante nos die que el propósito del Concepto, es el de enseñar a la humanidad, como la mente cuando está auxiliada por la intuición del corazón puede profundizar más en los misterios de la Naturaleza, y cómo el hombre puede adquirir una mayor compresión de sí mismo y del gran universo de Dios, cuando haya alcanzado el perfecto equilibrio del corazón y la cabeza.

Después que el hombre salió de la nebulosa atmósfera de los atlantes y tomó posición de su exclusivo tabernáculo, su cuerpo, comenzó la lucha.

Sus tendencias egoístas empezaron a dominar. Con el objeto de que dominara su parte animal se le dio al hombre la enseñanza en el Tabernáculo del Desierto, pues el altar de sacrificios, aún siendo un altar sangriento, sin embargo, enseñó al hombre a depositar y a sacrificar en él sus más caras propiedades.

Desde que los espíritus de Lucifer aparecieron en escena, y predijeron tal cambio que le hicieron una entidad libre, el hombre debe conquistar su salvación por sí mismo.

Los espíritus de Lucifer, siendo ángeles que se rebelaron y regidos por Marte, le inculcarán el espíritu marcial, espíritu rebelde contra direcciones de nadie.

Nosotros podemos ver este espíritu manifestarse desde un principio con los mismos israelitas.

Por ello, Moisés se vio obligado a emplear severas reglas, su gobierno sobre un pueblo perverso, fue muy severo, pues la mente de la naciente humanidad estaba propensa a actuar sin escuchar la voz de la razón, de aquí la necesidad de un régimen estricto.

El cerebro se halla dividido en tres secciones, los hemisferios derecho e izquierdo y el cerebelo.

El lado izquierdo del cerebro se halla regido por los espíritus marcianos de Lucifer. El hombre hasta ahora ha obrado casi a impulsos del hemisferio cerebral izquierdo, y como consecuencia todos sus trabajos del pasado han estado influidos por tal espíritu.

Durante las tres y media revoluciones del Período Terrestre, ha sido el regente de la misma condición de egoísmo. Como quiera que el corazón se halla también en el lado izquierdo del cuerpo, se ha visto también dominado por el cerebro y con un gobierno marcial.

Pero los Señores de Mercurio que han sido encargados de la ayuda de los hombres para desarrollar el poder razonador, tienen dominio sobre la parte derecha del cerebro y los Señores de Mercurio durante las venideras tres y media revoluciones de la evolución tendrán dominio sobre la mentalidad del hombre.

Pero este dominio sólo podrá tener efecto con el esfuerzo de él mismo. Solamente él puede abrir las puertas hacia estos Grandes Seres que vienen de Mercurio, los cuales están muy avanzados y tienen a su cargo las Escuelas de Misterios.

Ellos ahora están interesando a la humanidad con el deseo de explorar tales misterios.

Sus esfuerzos se están haciendo palpables en los grandes movimientos de Nuevo Pensamiento, Teosofía, Filosofía Rosacruz, que se hallan esparciéndose por toda la Tierra, el hombre avanzado responde terminantemente a su influencia mercurial.

Nuestros directores espirituales, los Iniciados desarrollados, los Adeptos y los Hermanos Mayores, que han conseguido el dominio propio, hace tiempo que han vibrado con ellos, se han puesto bajo su guía, y funcionan también por medio del hemisferio derecho del cerebro.

Una parte de este trabajo se realiza por medio de la Fraternidad Rosacruz, bajo la dirección de los Hermanos Mayores de la Rosacruz.

El Estudiante sincero y activo que vive realmente una vida espiritual, pero entienda:

“no aquel que sólo está más o menos interesado en las enseñanzas,

que sigue las lecciones, que como probacionista envía su relación,

sino, aquel que hace esfuerzos para ayudar a sus hermanos y

procurar que tenga una más amplia idea de la vida,

o da ejemplo de dominio propio y de recta manera de vivir”,

El exacto y puntual Estudiante Rosacruz, se está alineando al lado derecho de los Señores de Mercurio, por medio de los cuales se recibe la Iniciación.

A medida que se envíe más sangre al lado derecho del cerebro y de este modo se hace más activo, se sucederán también los cambios correspondientes en el corazón y sobre el lado izquierdo del cuerpo.

Según el hemisferio derecho del cerebro adquiere actividad, se desarrollarán las listas cruzadas del corazón, y a medida que se desenvuelven, el corazón lentamente cambiará su posición hacia la derecha del organismo.

Entonces el corazón y la cabeza estarán bajo el control absoluto del Ego. Entonces el altruismo y el amor serán los factores reales en la vida de la humanidad.

El hombre entonces no se verá balanceado de aquí para allá por la mente de las masas. No se le influenciará más por las formas de pensamientos que flotan en los éteres.

El será capaz de leer lo que se le aproxime desde los mundos superiores, los cuales se hallan tan llenos de mensajes preciosos, y también será capaz de protegerse a sí mismo de entidades indeseables, de todos los pensamientos impuros, y entonces puede elegir lo que él desee aceptar.

El hombre avanzado y puro que se esfuerza cuanto le es posible por vivir la vida cristiana y pura, ya está en contacto con las oleadas etéreas que le rodean.

El puede convertirse en un mensajero de los Señores de Mercurio, convertirse en un instrumento capaz de interpretar sus mensajes.

Los trabajadores de la Residencia General, que han desarrollado el altruismo de su espíritu, responderán a las llamadas como de servidores del Señor, también ellos serán mensajeros de Mercurio, transmitiendo por cartas de alivio, tranquilidad y curación hacia los desgraciados enfermos que han pedido al Centro General su curación y están vibrando con nosotros.

La transferencia del pensamiento será una facultad que le hombre desarrollará durante la evolución mercurial de la mitad del Periodo Terrestre.

Una más íntima comunión de las almas, traerá sin duda una mejor idea y realización de la fraternidad universal, y la paz entre los hombres será un hecho.

A medida que el hombre se eleva sobre la influencia de los espíritus de Lucifer y responde a los Señores de Mercurio, las enseñanzas de Cristo serán realmente vividas, y el Señor del Amor reinará en verdad.

Cuando el corazón y la cabeza trabajen armónicamente juntas, empezarán a prevalecer los principios de la paz.

Esto es, queridos lectores, el trabajo que nosotros tenemos en perspectiva, y al que hemos sido llamados para tomar parte en él.

Por medio de las gloriosas enseñanzas que se nos han dado por los Hermanos Mayores de la Rosacruz, nosotros todos podemos convertirnos en los exploradores de tan bellísima época.

Por medio de una vida pura, amorosa, leal y de servicio, podremos abrir las puertas a los Señores de Mercurio, que en cambio ellos nos abrirán las entradas de la Iniciación.


En Amoroso Servicio

El Centro de Estudios de la Sabiduría Occidental Mexico