TODO DESARROLLO OCULTO COMIENZA CON EL CUERPO VITAL


CENTRO DE ESTUDIOS DE LA

SABIDURIA OCCIDENTAL MEXICO


TODO DESARROLLO OCULTO

COMIENZA CON EL CUERPO VITAL

CARTA NUMERO 74

E n e r o d e 1 9 1 7


Uno de los amigos que durante unos meses ha venido recibiendo el curso por correspondencia, me escribió recientemente para que se le esclarezca un punto que le ocasiona alguna perplejidad y como puede ocurrir que otros experimenten una desazón parecida, pero sin llegar a expresarla, hemos creído lo mejor destinar esta carta a contestarles.

Es lo suficientemente interesante para ser de utilidad, incluso para los que no han observado el asunto desde el punto de vista que lo ha hecho aquel amigo nuestro.

No es que formule queja alguna, sino que hubo solicitado el curso por correspondencia con la esperanza de obtener algo de interés para su ulterior desarrollo oculto.

En lugar de esto, recibe mensualmente un pequeño sermón y aunque admite que es bueno para los principiantes y aún para estudiantes adelantados, se le ocurre preguntar que dónde está el curso de estudios.

Otros autores prescriben ciertos ejercicios que ayudan a sus prosélitos y dice, si podemos ofrecerle algunos que desarrollen su facultad de escribir.

No; no podemos ofrecérselos.

Las Enseñanzas Rosacruces se aplican al progreso espiritual ulterior más bien que a la prosperidad espiritual y no sabemos de ejercicio oculto alguno que pudiera traer la fortuna, ni directamente ni por una propulsión anormal de un talento latente.

Y si pudiéramos ofrecérselos no lo haríamos tampoco, pues un uso tal del poder oculto, no es más que magia negra. “Buscad primero el reino de Dios y su rectitud (santidad) y todas estas cosas, os serán dadas por añadidura”, dijo Cristo y nosotros no nos equivocaremos nunca si seguimos Su Consejo.

Si nuestro amigo o cualquier otro quiere desarrollar una facultad latente solamente por el bien que con ella se puede hacer, esa aspiración espiritual se convertirá en realidad seguramente, adhiriéndose persistentemente a ella y amasada con esfuerzos físicos (trabajos), se alcanzará el fin deseado sin necesidad de ejercicio oculto alguno especial.

Y acerca de las lecciones, que son “sermones agradables cortitos”. Sí; así son, leídos superficialmente.

Pero estudiados a fondo hay en ellos una mayor cantidad de conocimiento oculto, de mayor provecho para el estudiante, que uno de los ejercicios que nuestro amigo solicita.

No carece, sin embargo, de método “nuestra chifladura” de dar los cursos siguiendo tal procedimiento.

Quizá no sea esta explicación suficientemente clara para los estudiantes y por consiguiente, nos esforzaremos en ampliarla.

Ruego sentidamente a los lectores, que tengan en cuenta que lo que sigue es una comparación hecha con este propósito exclusivamente y que no envuelve, ninguna crítica.

Aparte del hecho de que la Escuela Oriental de Ocultismo basa sus enseñanzas sobre el Hinduísmo mientras que la Escuela Occidental de Sabiduría defiende al Cristianismo, la religión del Oeste, existe una gran discrepancia fundamental e irreconciliable entre las enseñanzas de los modernos representantes del Este y las de los Rosacruces.

Según la versión del Ocultismo Oriental el cuerpo vital, llamado “linga sharira”, carece relativamente de importancia, pues es incapaz de desarrollo como vehículo de conciencia; sirve solamente de avenida para la fuerza solar, “prana” y como un eslabón entre el cuerpo físico y el cuerpo de deseos, llamado también “kama rupa” y también “cuerpo astral”. Este, dicen los Rosacruces, es el vehículo del Auxiliar Invisible.

La Escuela Occidental de Sabiduría nos enseña como su máxima fundamental que todo el desarrollo oculto comienza con el cuerpo vital y el que escribe como su representante público, ha estado constantemente empeñado desde el comienzo de nuestro movimiento, en el decidido propósito de reunir y diseminar los conocimientos referentes a los cuatro éteres y al cuerpo vital.

Buen acopio de información se ofreció con el Concepto Rosacruz del Cosmos y libros siguientes, pero las lecciones y cartas mensuales contienen los resultados de nuestras investigaciones hasta la fecha.

Constantemente hacemos desfilar este cuerpo vital (vital en un doble sentido), ante las mentes de nuestros estudiantes a fin de que, conociendo y reflexionando acerca de él y leyendo y haciendo caso de los “amables pequeños sermones” que usamos para envolver en ellos esta información algo más galanamente (elegantemente), puedan, consciente y hasta inconscientemente, usar su manto dorado nupcial.

Debemos encarecer la conveniencia de estudiar estas lecciones cuidadosamente estas lecciones y año tras año; pues aunque pueda haber en ellas mucha escoria, hay también oro revuelto. Nuestros mejores deseos están con ustedes, para un abundante desarrollo espiritual durante el Año Nuevo.

En Amoroso Servicio

El Centro de Estudios de la Sabiduría Occidental Mexico



De la Carta de Estudio del domingo 30/01/22, se agrega el siguiente complemento que consideramos de importancia:

Extractos de El Concepto Rosacruz del Cosmos p. 434- 435, 463, La Red del Destino p. 122-136 de Max Heindel:

El principio fundamental de la construcción del cuerpo vital es la repetición.

Experiencias repetidas trabajan en él para crear memoria.

Los Guías de la humanidad, que deseaban ayudarnos inconscientemente mediante ciertos ejercicios, instituyeron la oración como medio de hacer que los pensamientos puros y elevados trabajen sobre el cuerpo vital, y nos exhortaron a “orar sin cesar”.

Verdaderamente Dios es omnisciente y no requiere que nos recuerden nuestras necesidades, pero si oramos correctamente, nos elevamos hacia Él, trabajando y purificando así nuestros cuerpos vitales.

Cristo dio a la humanidad una oración que es, como Él, única y omniabarcante.

Si, por medio de la oración continua, obtenemos el perdón por las heridas que hemos infligido a otros y si hacemos toda la restitución posible, purificamos nuestros cuerpos vitales perdonando a quienes nos han hecho daño y eliminamos todos los malos sentimientos, nos ahorramos mucho después de la muerte, además de preparar el camino para la Fraternidad Universal, que depende particularmente de la victoria del cuerpo vital sobre el cuerpo de deseos.

…de manera similar, para percibir la Luz Divina que es la única que puede iluminar nuestra oscuridad espiritual, y para escuchar la voz del silencio que es la única que puede guiarnos, debemos cultivar nuestros ojos y oídos espirituales; y la oración, verdadera oración científica, es uno de los métodos más poderosos y eficaces para hallar favor ante el rostro de nuestro Padre, y recibir la inmersión en la luz espiritual que alquímicamente transforma al pecador en santo y coloca a su alrededor el dorado vestido de bodas de Luz, el cuerpo luminoso del alma.

Pero no se engañe, la oración sola no hará esto.

A menos que toda nuestra vida, despierto y dormido, sea una oración por iluminación y santificación, nuestras oraciones nunca penetrarán en la Presencia Divina y traerán sobre nosotros un bautismo de Su poder.

Así como la aguja magnética se desvía temporalmente del Norte por la presión exterior instantánea y ansiosamente regresa a su posición natural cuando se elimina la presión, así debemos cultivar ese anhelo por nuestro Padre que instantáneamente volverá nuestros pensamientos hacia Él cuando nuestro trabajo en el mundo haya terminado. hecho por el día y somos libres de seguir nuestra propia inclinación.

Cada oración, hablada o no, cada canto de alabanza y cada lectura de partes de las Escrituras que enseñan o exhortan, si las hace un lector adecuadamente preparado que ama y vive lo que lee, atrae tanto al adorador como al lugar de adoración.

Adorar una efusión del espíritu.

Así, con el tiempo, se construye una iglesia invisible alrededor de la estructura física que, en el caso de una congregación devota, se vuelve tan hermosa que trasciende toda imaginación y desafía toda descripción.

Las alas son dos en número; Amor y Aspiración son sus nombres, y el poder irresistible que los impulsa es una intensa seriedad.

Se ha dicho que no debemos orar por cosas temporales, y que debemos tener cuidado incluso en nuestras oraciones por dones espirituales; por lo tanto, es una pregunta legítima:

¿Cuál será entonces la carga de nuestra invocación?

Y la respuesta es, generalmente , alabanza y adoración.

Así es también en el clímax final cuando el alma descansa en Dios, todos los deseos satisfechos por ese sentimiento de unificación expresado en las palabras de Cristo, “Mi Padre y Yo somos Uno”.

Cuando se ha llegado a ese clímax, el alma ha probado la quintaesencia de la alegría, y no importa cuán sórdido pueda parecer el mundo o qué oscuro destino tenga que enfrentar, el amor de Dios que sobrepasa todo entendimiento es una panacea para todos.

Es un hecho bien conocido que nada que valga la pena viene sin esfuerzo.

Lo que el hombre ha hecho, el hombre puede hacerlo, y si empezamos a cultivar el poder de la invocación siguiendo las líneas científicas establecidas aquí, con el tiempo cosecharemos resultados con los que poco soñamos.

Que nuestro Padre Celestial bendiga todos nuestros esfuerzos.