NUESTRO SERVICIO DEVOCIONAL DOMINICAL


CENTRO DE ESTUDIOS

DE LA

SABIDURIA OCCIDENTAL MEXICO

NUESTRO SERVICIO DEVOCIONAL DEL DOMINGO

ROSA DE ROSE CROSS AGOSTO _ 1943

POR L.H.EARLE

Los Estudiantes de la Filosofía Rosacruz, reunidos en diferentes partes del mundo, que reciben la enseñanza dada en el Concepto Rosacruz de Cosmos y que permite desarrollar, el que cada individuo debe confiar en sí mismo para el entrenamiento espiritual necesario, en esta Escuela de desarrollo Iniciático.

Así se empieza a descartar la total dependencia y el apoyo como un beneficio para estimular el entusiasmo, o un ceremonial que inspirar reverencia y retórica para que pueda despertar las emociones de las personalidades que a él asisten.

Es así que el Servicio Devocional de la Fraternidad Rosacruz implica un ritual y una ceremonia consagrada.

Cuando un herrero desea hacer una fundición, primero hace un molde. En el molde se derrama el metal fundido.

Hacemos lo mismo en el sentido espiritual, usando el ideal cristiano como nuestro molde.

Cantando el himno que expresa ideal y el propósito de nuestro encuentro, leyendo u oyendo las mismas palabras y vertiendo nuestros pensamientos espirituales junto con un deseo de hacernos más receptivos al ideal de Cristo, construimos un poder vibrante.

Esto une a los esfuerzos similares en otros Centros alrededor del mundo, (como amorosamente lo lleva a cabo el Centro Fraternidad Rosacruz de Mexico) y la fuerza combinada se convierte en un factor potente para aumentar el bien y curar a los enfermos.

Cada estudiante es sintonizado con un tono o vibración mundial que los une.

Del ejemplo de Cristo Jesús, aprendemos que el servicio amoroso es el fundamento de la religión cristiana.

Es un medio seguro y seguro de revelar los poderes espirituales dentro de nosotros, para así calificarnos como más seguros y leales servidores.

Por lo tanto, cada vez que ejercemos ese privilegio, ayudamos a establecer los nobles valores y principios cristianos poco comprendidos y que tenemos la valiosa oportunidad de estudiar desde el conocimiento esotérico y a promover nuestra evolución hacia la divinidad.

Irradiando pensamientos y sentimientos espirituales diariamente, y reuniendo nuestros esfuerzos el domingo o los días de los servicios de curación, cumplimos el 1er gran Mandamiento del Padre:

“Buscad Primero el Reino de Dios y todo se os dará por añadidura”

Para hacer posible este ejercicio conjunto en los Servicios de la Fraternidad, tenemos un breve período para la práctica silenciosa, siendo la orientación dada por el lector: "Vamos a concentrarnos ahora en el servicio o en su caso curación".

Para conseguir esto, vemos o miramos directamente a Emblema como un punto focal.

El emblema sirve, así como un molde.

En él derramamos nuestra idea y deseo amoroso con el debido sentimiento amoroso necesario.

Si sinceramente deseamos hacer algo espiritualmente, esa fuerza de deseos sublimes y elevados debe generarse e irradiarse de nosotros y, por lo tanto, intentamos ver el emblema como una vida radiando el poder espiritual liberado que limpia el aura del mundo, llena de miasmas y deseos bajos, es así que mantenemos nuestra mente en concentración en el emblema e irradiamos el deseo de servir amorosa, altruista y desinteresadamente.

El efecto de esta práctica es, por ahora, invisible.

En el debido tiempo, sin embargo, él debe manifestarse, y el emblema simboliza en una pequeña explicación, la triple realización invisible, a saber:

la cruz blanca significa un cuerpo (gradualmente) espiritualizado,

las rosas una corriente sanguínea limpia despertando la energía espiritual que asciende

y la estrella dorada el crecimiento del cuerpo alma o dorado vestido de bodas,

producida por nosotros, en base a nuestro amor espiritual y servicio a los demás

Cuando el servicio de curación cae el domingo, la idea de curación es sustituida por el servicio con los mismos principios de procedimiento involucrados.

A continuación, ponemos una rosa blanca en el centro del emblema para recordarnos que el ideal es la pureza del corazón y que es de una fuente central absolutamente pura (la divinidad) que la fuerza de curación irradia.

Ya que la chispa de la llama Divina está dentro de todo, recurrimos al suministro universal a medida que desarrollamos nuestra capacidad de actuar como canales puros para recibir y liberar la fuerza divina expresada como cura o como servicio a otros.

"UNA MENTE PURA, UN CORAZON NOBLE, UN CUERPO SANO"


En Amoroso Servicio

El Centro de Estudios de la Sabiduría Occidental Mexico