LA PAZ UNIVERSAL



CENTRO DE ESTUDIOS DE LA

SABIDURIA OCCIDENTAL MEXICO

LA PAZ UNIVERSAL

Julio - Agosto - Septiembre de 2008

Estamos en un estadio de profundas mutaciones, de desafíos diferentes, pero siempre llenos de oportunidades de progreso en el sendero hacia la liberación.

Si pensamos en armas y egotismo, cultivamos luchas, guerras, dolor y sufrimiento; si dudamos, tememos o nos preocupamos, creamos elementales que nos rodean, distorsionando y creando un entorno negativo, produciendo, como consecuencia efectos desastrosos en nuestras vidas, incluidas la región y el país en el que vivimos porque, como se ha dicho por el Rosacruz Comenio, mientras un ser humano es malo, el resto no puede ser bueno.

Hemos de cultivar pensamientos constructivos y puros, de paz universal, impregnándolos de elevados deseos de altruismo y armonía y concentrándolos en servicio amoroso para el bien de toda la humanidad.

Este trabajo debería empezar en nosotros, individualmente, y seguir en nuestros centros para crear esos arquetipos llenos de Luz y Amor en perfecta armonía.

El mundo necesita muchos trabajadores y buenos servidores. Y nosotros, como miembros de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel tenemos la mayor responsabilidad.

Es tiempo de seguir a nuestro hermano líder Max Heindel y las Enseñanzas que nos legó, empezando por cultivar una mente pura y positiva que sólo busque lo bueno en cada hermana y hermano y en toda circunstancia.

Por el contrario, el miedo es uno de los pensamientos más peligrosos que requiere más urgente atención. El remedio nos fue indicado por Max Heindel:

“Amor materializado en actos”.

El miedo, el odio y otras pasiones violentas, como se vio por el Médico Clarividente Rosacruz Paracelso, crean elementales, larvas y microbios que afectan a la salud, a la vitalidad y a la vida de uno. Sus efectos se diseminan por los mundos físico y suprafísicos en forma de guerras y plagas, que afectan a los campos y plantaciones, creando problemas socioeconómicos como el hambre y otros.

El empleo de drogas y narcóticos no sólo dan acceso a esas larvas, sino que produce innumerables problemas.

Es una verdad hoy en día que nadie es perfecto, que cada uno ha de aprender a desarrollar la eficiencia de su mente mediante la correcta observación, la concentración en un punto durante un tiempo y solo una dirección, el estudio de las matemáticas o la música y cultivando el amor universal mediante una mayor adaptabilidad y mediante una mente abierta, siempre dispuesta a recibir nuevas ideas.

Si cultivamos la felicidad, la armonía y el altruismo, vibraremos en tonos musicales elevados. Nuestras vibraciones estarán, entonces, armonizadas con las del macrocosmos y nuestros actos serán mucho más útiles para el bien de todos, irradiando paz y amor en nuestras atmósferas y creando, de ese modo, la Paz Universal.

Si cultivamos la simpatía, la felicidad, el amor y la música; recibiremos, a cambio, vibraciones musicales en tonos mayores, de alegres colores que son siempre asímétricos y nuestra aura, progresivamente se hará más fuerte y llena de hilos de otro.

Cultivemos las buenas tendencias para ayudar a equilibrar la situación actual de nuestra civilización y, a la vez, promover:

LA PAZ UNIVERSAL ENTRE TODAS LAS NACIONES.

Rosicrucian Fellowship

En Amoroso Servicio

El Centro de Estudios de la Sabiduría Occidental Mexico