EL VALOR DE LOS

SENTIMIENTOS RECTOS


CARTA NUMERO 5

DE CARTAS A LOS ESTUDIANTES

(POR MAX HEINDEL)


VALOR DE LOS SENTIMIENTOS RECTOS

Mayo de 1911

Espero que usted habrá disfrutado con la lección del mes pasado.

Tal vez le habrá producido extrañeza, pero me he revelado en ella gráficamente, pues elevó mi devoción poderosamente el pensar cómo la Vida Divina se derrama periódicamente en nosotros para que tengamos más abundante vida.

Sin ese anual influjo de la vida de Dios, toda vida, o por mejor decirlo, toda forma, dejaría de existir.

Es por las sensaciones de las emociones superiores que nos elevamos nosotros mismos con mayor facilidad.

Es bueno el estudio y desarrollo de nuestras mentes, pero en esta edad existe el gran peligro de caer engañados en la red del intelecto.

Pablo dio en el clavo cuando dijo: "EI conocimiento engríe, pero el amor edifica".

Todos deseamos saber, es natural que así sea, pero a menos que nuestro conocimiento sirva para hacernos mejores de lo que somos, mejores hombres y mejores mujeres, mejores servidores de nuestros semejantes, no nos hará más superiores a la vista de Dios. Por lo tanto, es de enorme importancia el cultivo del sentimiento recto y justo, y sinceramente espero que habrá usted sentido la lección de la Pascua, pues este es el único medio de obtener el pleno beneficio de la misma.

Imagínese usted la gran oleada de energía divina proyectada desde el Sol invisible que es la manifestación del Padre. Pruebe a sentir el respeto que experimentaría si pudiera verla, tal y como lo siente el vidente ejercitado.

Obsérvela en su imaginación al chocar con la Tierra durante la Sagrada Noche de Navidad.

Deje que el sentimiento opere en usted igual que al hundirse en la tierra, y que es la activa causa de la germinación en todos los reinos.

Cristo utilizó el símil o parábola de la gallina clueca al describir Sus sentimientos hacia otros seres, y si usted prueba a sentir la germinación de todas las cosas de la naturaleza, tal y como quedó dicho en la lección de la Pascua, se dará cuenta de un punto del asunto que tal vez le haya pasado por alto.

Espero que utilizará usted esta lección durante largo tiempo como materia para la meditación, por ser diferente a las otras lecciones intelectuales, las cuales pueden grabarse en la mente y echar luego en olvido.

Esta lección es de validez permanente, y cuanto mayor número de veces la estudie dejándola penetrar en el corazón, mayor será su proximidad al corazón de las cosas, que es Dios el Padre superior y amante que derrama Su vida por igual sobre la planta más diminuta y el mayor de los monarcas del bosque; el que cuida de las bestias y pájaros, del ladrón proscrito y sin hogar, y del potentado real que habita su palacio, sin distinción alguna.

Que Dios le conceda a usted Sus bendiciones en abundancia y le muestre abiertos Sus depósitos de riquezas, que sobrepujan a todos los goces terrenales, y que sienta usted la ola de amor que él derrama de nuevo, año tras año, como una realidad. De este modo, no se sentirá usted solitario, aunque se halle en la soledad, y será mucho más rico, no importando la abundancia de amor terrenal de que goce, y tanto más dispuesto a irradiar la más sublime de todas las emociones:

El Amor Espiritual.

En Amoroso Servicio

El Centro de Estudios de la Sabiduría Occidental Mexico

Exponente Paola Idrovo

Domingo de Servicio Devocional

15/05/2022