DESPERTAR A NUESTRAS RESPONSABILIDADES


CENTRO DE ESTUDIOS DE LA

SABIDURIA OCCIDENTAL MEXICO


La humanidad está experimentando en la actualidad una etapa de cambios y transformaciones muy importantes tanto desde el punto de vista físico como espiritual.

El pensamiento humano está sujeto a estos cambios y la mayoría de nosotros tiene muy poco control sobre este poder mental.

En lo que se refiere a la mentalidad, somos todavía como niños y es por esto que nuestro vehículo mental es solamente una nube.

Max Heindel dice que, el nacimiento del hombre en el mundo físico es un cuádruple acontecimiento, primeramente, se le ha dotado de un cuerpo físico; seguidamente, durante los primeros siete (7) años construye un cuerpo vital, en el segundo período septenario construye un cuerpo de deseos que nace completamente a la edad de catorce (14) años.

Durante este tiempo, la naturaleza animal es muy indómita tal como la podemos observar en las acciones del muchacho que está recién entrando a la pubertad, sus deseos son rebeldes y la mentalidad no es todavía capaz de controlarlos.

Desde el punto de vista mental es todavía un niño, aunque con un cuerpo completamente desarrollado y, controlarlo no es nada fácil.

Entre las edades de catorce (14) y veintiuno (21) años, comienza a construir la cuarta envoltura del cuerpo mental, que es todavía una nube.

Este último vehículo está todavía en estado mineral y de ahí que en su formación utilicemos materia inanimada. La mente es un instrumento necesario para ayudar al ego humano en el control de sus deseos.

El animal es guiado enteramente por sus instintos, pero el hombre, el pensador, está lentamente desarrollando su cuerpo mental que algún día le será de completa utilidad.

Cuando llegamos al estado de nuestra evolución en el cual comprendemos que ya no respondemos enteramente a nuestros deseos y emociones, y que la mente debe aprender a ser el elemento dominante, entonces nuestro cuerpo mental comienza a tomar verdadera forma.

En la actualidad, el hombre está en el umbral de un nuevo período y por esto debe ir a la par con los constantes cambios que están teniendo lugar.

Los éteres que rodean la tierra están llenos de un vibrante elemento que responde a las vibraciones del eléctrico y mental signo de Acuario, esta vibración de la nueva era lo está compenetrando todo, de modo que nos sentimos impelidos a mejorar mentalmente.

En la actualidad no podemos controlar nuestros pensamientos en razón a lo poco desarrollado que está nuestro cuerpo mental.

Por lo tanto, estamos propensos a recibir ideas nuevas y luego tratar de imponerlas a los demás para luego continuar adoptando otras nuevas.

La mente colectiva está siempre buscando nuevas ideas, sin embargo, éstas son usualmente originadas por un individuo que se vuelve muy popular y es endiosado por un tiempo.

Tal liderazgo es generalmente efímero, y el líder es bajado de su pedestal y sometido a la crítica.

Entonces, la mente colectiva busca otro ídolo para guiarle, y así hallamos que la mayoría de la humanidad no está consciente de que no piensa por sí misma y no comprende que es constantemente llevada de aquí para allá por aquellas mentes que tienen un mayor poder.

Hoy en día tenemos varios ejemplos de pensamientos colectivos actuando tal como lo hicieron hace dos mil (2.000) años cuando influenciaron a unos sacerdotes celosos y dogmáticos que deseaban eliminar a un poderoso oponente.

Entonces, un grupo siguió a esos líderes en su grito de “CRUCIFÍCALE”, cuando nos dejamos influenciar por los pensamientos de odio, venganza e ira, generando una deuda que los Señores del Destino registran en el alma del que participa en tan negativo proceder.

Si bien la mayoría de las personas son influenciadas y controladas por la mente colectiva, existe otro grupo que es más fácilmente afectado, es el de los hombres y mujeres cuyas mentes se han vuelto a la religión y cuya hambre anímica les ha conducido a buscar la solución del problema de la vida.

Desean saber de dónde han venido y cuál es el destino futuro de su existencia. Entre este grupo de buscadores, encontramos esta misma condición mental.

Este grupo comprende un gran número de personas que están buscando el alimento del espíritu, muchos de ellos pasan de un grupo a otro sin definición alguna y tratan de ganarse lo que han merecido.

Ellos van de líder en líder, de conferencia en conferencia, mendingando el alimento espiritual, pero sin la voluntad para tratar de aplicarlo en sus vidas diarias.

Muchos de los conferencistas y autores de los varios libros que han leído, les han dicho que no pueden obtener nada de la nada; que es una ley de la naturaleza la de que, vendrá el tiempo en el que todas las cosas deberán ser niveladas, cuando tendremos que pagar lo que tomamos sin haberlo merecido. “Dios no puede ser burlado; todo lo que el hombre sembrare, eso también cosechará”.

(Gálatas 6:7)

Llegará el momento en que la mente se verá afectada de la misma forma que el estómago se afecta al ingerir alimentos en exceso, lo cual obstaculiza el proceso digestivo. Esto trae como consecuencia la enfermedad.

La situación anterior puede encontrarse entre algunos buscadores de la verdad, ya sea que estén trabajando con una iglesia o con alguna orden de ocultismo.

Muchos de ellos estarán propensos a la crítica, la cual afectará negativamente el desarrollo de las actividades del grupo, instigando un espíritu de revolución.

Usualmente, estas personas son las primeras en hablar en contra de las reuniones de las diferentes asociaciones, organizaciones o grupos.

Max Heindel nos dice en el Concepto Rosacruz del Cosmos: “Lo que somos, lo que tenemos, todas nuestras buenas cualidades, son el resultado de nuestras acciones del pasado.

Lo que nos falta en excelencia física, moral o mental, puede ser nuestro en el futuro”.

Hoy en día nos vemos afectados por un remolino de corrientes de éter que están excitando las emociones humanas como nunca antes lo habían hecho.

Este es un tiempo, que exige una gran resistencia, pero que da la oportunidad de producir grandes almas, éstas recibirán grandes bendiciones si saben permanecer calmadas y equilibradas durante las pruebas.

Si este cambio hacia el signo de Acuario va a ser un período de despertar del espíritu universal en el que la “verdad” va a revelarse, entonces deberemos desde ahora despertar a la consciencia de nuestras responsabilidades y al amor universal.

Deberemos tratar de no expresar nuestras inquietudes internas con un espíritu revolucionario, juzgando las creencias religiosas y el modo de vivir de los demás…

¿Por qué, ¿Quién es lo suficientemente sabio como para juzgar?

Es por esto que debemos estar conscientes de la alta vibración a la que estamos siendo sometidos, para que así evitemos el imponer nuestras acciones a los demás, comportarnos como lo hicieron los sacerdotes durante el inicio de la Religión Cristiana y erigirnos como dictadores en las vidas de los demás.

Aún si imponemos el sentido de la libertad sobre los demás, representa esto una violación de su derecho a escoger y a crecer anímicamente mediante sus propias obras.

Que cada uno de nosotros examinemos nuestras propias acciones y tratemos de volvernos armoniosos, para que así podamos amar y ser amados.

Continuemos haciendo el bien al practicar los preceptos que nos legó nuestro Señor Jesucristo, efectuando nuestros deberes con la debida responsabilidad y desarrollando nuestras mentes con el fin de ser EL SIRVIENTE DE TODOS, sin olvidar que, “No hay sino un camino que nos conduce hacia el cielo, ese camino es la humana compasión y el amor”


LA FRATERNIDA ROSACRUZ

Departamento Esotérico

Carta a los Estudiantes Enero/Febrero de 1991


En Amoroso Servicio

El Centro de Estudios de la Sabiduría Occidental Mexico